Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
s�bado, 21 septiembre, 2019
NOTICIAS LOCALES

Una Navidad postergada...

Tampa - Navidad es una época en que mucha gente quiere estar con su familia, con sus amistades, con los seres queridos. Y para quienes deciden emigrar y hacer su vida en otro país, la época navideña puede ser nostálgica. Imilsis Wong, cubana, es uno de esos casos. Tiene cinco años de vivir en Tampa y esperaba que esta vez, en diciembre, su padre pudiera viajar desde Cuba, por unos cuantos días, para estar juntos en Navidad. Por ahora, ella contó que recordará a su padre a través de fotografías, y hablará con él por medio de internet. Wong, para mostrar algunos de esos recuerdos, sacó un álbum de fotografías y las mostró en la sala de su casa. Luego, encendió su computadora, abrió un documento y mostró algunas fotos en las que sale junto a su padre, Manuel Wong Rodríguez.
"Estas son todas las fotos que tengo para recordarlo", dijo. Rememorando, agregó: "Extraño el jueguito de dominó de todos los domingos con mi papi".
Hace dos años, con el fin de que su padre viniera de vacaciones, hizo los trámites a través de las oficinas del Servicio de Ciudadanía e Inmigración, donde le pusieron una fecha para la entrevista en la que su padre recibiría la respuesta. Así, este año, el 30 de noviembre, Wong Rodríguez acudió a la entrevista en la Sección de Intereses de EEUU en Cuba, donde "le hicieron apenas dos preguntas. Y, al final, la respuesta de: 'Posible Inmigrante'. Nada. Fue un día de mala suerte", relató Wong. Aunque acá tenga a su madre y a dos de sus tres hermanos, con quienes dijo sentirse muy bien, Wong, de 32 años, expresó que soñaba con tener cerca a su padre en esta época. "Deseaba tanto pasar la Navidad con mi papá. Era mi gran ilusión. Creo que ese iba a ser mi mejor regalo de Reyes", comentó. Su padre y ella mantienen una "comunicación fluida" por medio de correos electrónicos. Además de su padre, Wong expresó su nostalgia por su abuela materna, por "una sobrinita querida" y por su hermano, entre otros. Aunque la relación padre-hija ha sido, para ella, la más especial. "Me hubiera gustado que viniera mi papi, porque quería verle el brillo en sus ojos cada vez que algo
nuevo tropezara ante él. Tiene 61 años y nunca ha salido del país, y hubiera sido tan hermoso para mí mostrarle nuevos colores y atracciones", dijo. En vista de que su padre no podrá viajar, ella ha decidido ir a Cuba el próximo año, en febrero.
Originaria de Camagüey, una ciudad en el centro de Cuba, "y la tercera más grande de la isla", Wong contó que, aunque su nombre sea Imilsis, es más conocida por sus familiares y amistades como Misha, y eso también le trae recuerdos: "De pequeña, tuve un oso de peluche que nunca olvidaba llevarlo conmigo. Ese oso se llamaba Misha, y su nombre proviene de una revista para niños llamada Micha. También a este osito se le llamaba así por el oso de las Olimpiadas de Moscú en el 80", dijo Wong. La mascota de esas competencias olímpicas también se llamaba Misha. "Pero un mal día, jugando, escondí tanto ese osito que se me extravió. Lo lloré tanto. Toda mi familia andaba buscándome ositos por todas partes; mi papi viajó fuera de Camagüey para buscarme uno. Y nada. Nunca tuve otro como Misha". Wong es diseñadora gráfica -ha colaborado con CENTRO Tampa en el pasado- y dijo que venir a vivir a Estados Unidos no era algo que le quitara el sueño, pero que su mente fue madurando "y muchas ideas cambiaron en mí. Una de esas ideas, la libertad de expresión y el superarte día tras día. Al menos para mí, en cinco años, ya he sabido hacer más de cuatro profesiones". Aunque viva lejos de su país, manifestó que le parece muy interesante todo lo que tenga que ver con Cuba y, en especial, con Camagüey. Eso mismo la inspiró para diseñar y hacer un collage con imágenes del lugar donde nació, el cual mostró con alegría en la sala de su casa y, observándolo, recordó que Camagüey es conocida como La Tierra de los Tinajones. "Nos caracterizan por tener tinajones [vasijas] de todos los tamaños y por todas partes; de hecho, a cualquier turista o visitante que pase por nuestra tierra le dicen: 'Si tomas agua del tinajón, te quedas'. Y creo que nuestra agua tiene su embrujo". Según Wong, su padre siempre le recuerda el tiempo que tienen de estar alejados físicamente: hasta ahora, cinco años y tres meses. Ese tiempo, de acuerdo con ella, podría acabar muy pronto, con su plan de viajar a su tierra natal en febrero. Así, piensa pasar ahí su natalicio. "Será una fecha especial, porque después de cinco años pasaremos mi cumpleaños juntos", dijo. Cuando piensa en ese viaje, recuerda los momentos felices junto a su progenitor, las tardes que pasaban juntos y los lugares de reunión. Ahora piensa en una reunión que no podrá ser navideña, pero sí cumpleañera, y en febrero, un mes que suele ser asociado con el amor y la amistad. "Son millones de regalos que quiero llevarle cuando vaya a Cuba. Aunque, por el momento, siempre que platicamos me dice que su mayor regalo sería yo. Así que, bueno, esa petición será cumplida", dijo Wong. Agregó que seguirá intentando para que su padre venga a vacacionar a Tampa: "Puedo intentarlo una vez más, dos, tres, una infinidad de veces. Yo no me daré por vencida", sentenció. Sin embargo, ya que no podrá disfrutar la Navidad junto a su padre, buscó una solución y optó por visitar su país natal después de cinco años, porque "pensar y actuar para mí son dos cosas que van tomadas de la mano". "Y viajaré, ¡claro que sí!", dijo. *********
Para comunicarse con nuestro reportero:
gabrego@centrotampa.com
o 813-259-8478.
Comments