Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
martes, 23 julio, 2019
NOTICIAS LOCALES

Ballet navideño con sabor latino

TAMPA - Desde hace cuatro meses el cubano Néstor García está degustando las mieles de la libertad, y ahora podrá endulzar al público de Tampa con lo que más sabe hacer: bailar ballet. García, de 27 años, hará el rol de Drosselmeyer en Next Generation Ballet’s The Nutcracker, The Great Imperial Ballet (El Cascanueces), obra de la cual se harán tres presentaciones este fin de semana. En The Nutcracker, más de 100 bailarines de ballet, en su mayoría estudiantes, demostrarán por qué la escuela Next Generation Ballet, dirigida por Peter Stark, en el Conservatorio Patel está a un nivel internacional que no tiene nada que envidiar a otras escuelas. Con trajes espectaculares, que ahora pertenecen a la escuela, esos estudiantes serán los encargados de darle vida a The Nutcracker, obra del compositor ruso Piotr Ilich Tchaikovski. Según un comunicado, The Nutcracker es una obra asombrosa y "desde el momento en que las luces se apagan, usted será transportado a un lugar mágico lleno de soldados de juguete marchando, árboles de Navidad gigantes, ratones, copos de nieve cristalinos que bailan el vals y el hada del ciruelo de azúcar…".
García está encargado de dos roles en The Nutcracker. No solo hará de Drosselmeyer, un personaje que es el hilo conductor del primer acto de la obra, sino también hará una danza española en el segundo acto. Para tal efecto se cambiará de traje y usará un maquillaje diferente. La llegada de García a Next Generation Ballet fue también mágica, como lo es The Nutcracker. "Fue gracioso estábamos haciendo el ensayo final de Fantasy Summer, el campamento intensivo de verano…y Néstor se aparece acá en el campamento de verano. La verdad pensé que era alguien de un periódico latino que venía a hacerme una entrevista… y le dije: ‘Pero, chico yo no tengo una entrevista hoy’", recordó riendo Ivonne Lemus, de origen cubano y profesora de ballet en el Conservario Patel. Según la profesora, García había llegado con su tío al conservatorio porque deseaban tener una entrevista con ella. Pero era una entrevista laboral la que estaban buscando. "El tío de Néstor me dijo: ‘Mi sobrino acaba de llegar de Cuba y por el periódico CENTRO Tampa sabemos que hay una cubana acá que trabaja para Peter Stark para Next Generation Ballet", dijo Lemus. Aunque ella les explicó que no había una posición de trabajo para García y que los bailarines de la escuela llegan apenas a los 19 años, le habló a Stark acerca de la llegada de García a Tampa. "Cuando Peter conoció su resumé me dijo: ‘él puede venir’… Néstor es un bailarín al que se le hace muy fácil interactuar con los niños y ha aprendido trucos nuevos", dijo Lemus. "Íbamos a buscar a alguien para el papel de Drosselmeyer... y Néstor llegó como anillo al dedo". García también ha tenido la oportunidad de bailar en otros países, mencionó Italia, España, Venezuela y México, país desde el cual tomó la decisión de desertar. "Desde Cuba traté de ahorrar una pequeña cantidad de dinero, tenía un amigo en México donde fui invitado a dictar unas conferencias sobre enseñanza del ballet en edades tempranas…", relató García quien baila ballet desde los 10 años y perteneció al Ballet de Camaguey, la segunda compañía en importancia en Cuba, dirigida por Fernando Alonso. De acuerdo con García, una vez en México su amigo le ayudó a llegar a la ciudad de Reynosa, una población fronteriza con Estados Unidos. "Crucé el puente del Río Bravo. Llegué a EEUU y pedí asilo político…", afirmó García, quien agregó que estaba nervioso, pero una vez vio que a los oficiales fronterizos les parecía normal su requerimiento, se sintió tranquilo. "Conmigo habían 12 cubanos más... Pasé 16 horas allí, al otro lado de la frontera en una ciudad que se llama McAllen. En esa ciudad tomé un avión que hace escala en Dallas, y luego llegué a Tampa donde me estaban esperando mi tío y mis primos", continuó con su relato García. Según el bailarín esa decisión de salir de la isla le daba vueltas en la cabeza desde hacía algún tiempo porque en Cuba "tienes muchas carencias de muchos tipos. Quería crecer en el mundo artístico y quería probar suerte en otras tierras y enseñar ballet". "Tu corres el riesgo de ser muy bueno, pero no trascender y quedarte en Cuba. Quería abrirme al mundo profesional", dijo García, quien siempre pensó que su mamá, quien había sido pedida por reunificación familiar, arribaría antes que él a EEUU. Pero fue al contrario, el día de la entrevista, con brillo en los ojos, el bailarín contó que su mamá llegaría también a Tampa en menos de una semana. "Siempre pensé que iba a venir primero, pero se dio la oportunidad del viaje a México y de cruzar a través de México", dijo. ¿Qué fue lo primero que sintió cuando se abrió la puerta del avión en Tampa?, se le preguntó a García, quien al contrario de la mayoría de los exiliados, tiene una ventaja adicional a su talento: habla inglés. "Sentí alegría, puertas que se abren, ideas de crecer… Enfrentarte al país de las oportunidades sin nada material, con muchas ganas y con el alma en la mano…", dijo el bailarín.   ------ Para comunicarse con nuestra reportera:mwarren@centrotampa.com o 813-259-8037

NO SE LO PIERDA

Next Generation Ballet’s The Nutcracker

Dónde: Straz Center. 1010 N. W.C. MacInnes Place, Tampa
Cuándo: sábado 22 de diciembre, 2 p.m. y 7 p.m. y domingo 23, 2 p.m.
Costo: Desde $20.50
Info: 813-229-7827 o
Strazcenter.org

Comments