Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
domingo, 25 agosto, 2019
Puerto Rico

Otro oro de boricua Díaz en tenis de mesa

LIMA -

LIMA (AP) — Las comparan frecuentemente con Serena y Venus Williams. Y a ellas les encanta.

También les gusta acumular triunfos.

Adriana Díaz, una de las dos hermanas que se habían coronado la víspera en los dobles del tenis de mesa, aportó otro oro a Puerto Rico el miércoles, cuando doblegó a la estadounidense Yue Wu en la final de individuales.

Fue otro logro en la impresionante carrera de Adriana, quien participó en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 cuando contaba apenas 15 años. La coronación en individuales le garantizó el boleto para la siguiente cita olímpica, Tokio 2020.

Al ganar su último punto, Adriana señaló hacia el cielo con el índice y lanzó besos a la cámara de TV, mientras los altavoces anunciaban que tenía el pasaje olímpico.

"Llevamos muchos días llenos de emociones," dijo Adriana, de 18 años y cuyos aretes tenían la forma de raquetas de tenis de mesa. “Ayer (martes) la pasamos increíble. Unos de los mejores días de mi vida. Hoy (miércoles) también."

Con remates que parecieron enviar la pelota a la velocidad de la luz, Adriana superó a Wu en la final. La estadounidense tampoco pudo hacer mucho ante los servicios con efecto que le lanzó la puertorriqueña.

La final bien pudo haber confrontado a las dos hermanas. Pero Melanie, de 23 años, cayó ante Wu en una intensa semifinal de seis parciales.

Su hermana se encargó de vengarla, en un recinto del Centro de Convenciones de Lima que pareció un rincón de Puerto Rico. En las bocinas resonó la salsa y el reguetón.

Y en una esquina, cerca de la mesa, el padre y entrenador de las Díaz observó cada punto durante sus partidos. En el graderío su esposa alentó a las chicas, junto con decenas de seguidores que agitaron la Monoestrellada y entonaron cánticos una vez que el oro estuvo en la bolsa.

Melanie reveló que tuvo que contener sus emociones después de perder su partido. Esperaba disputar la final ante Adriana, pero debió mostrarle su apoyo y ponerle el ejemplo.

Como buena hermana mayor

"No podía ponerme yo triste porque ella lo iba a saber. Y si ella me ve mal, ella se pone mal", aseveró Melanie. "Necesitaba mantenerme fuerte. La apoyé. Le grité (desde la grada) pa’ que ella vea que yo no estoy triste ni nada”.

Ante la gran popularidad que tienen en Puerto Rico, muchos en la isla las han comparado con las Williams, las exitosas hermanas en el tenis.

"Muchas veces nos han comparado, como las dos hermanas que están creciendo y haciendo el deporte por el que siempre estuvieron trabajando y soñando," comentó Adriana. "Es increíble. “Serena y Venus son para nosotras una inspiración. Serena es gigante, y Venus, también. No más con que nos comparen estoy más que orgullosa".

Comments