Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
domingo, 22 septiembre, 2019
NOTICIAS LOCALES

Un viaje de hermandad

TAMPA- Por segunda vez en los últimos tres años, la dominicana Ana Rosa Arias preparó una pequeña maleta para ella y otras dos las llenó de libretas, acuarelas y dulces para los niños de Haití.

Con su propio esfuerzo y gracias a la solidaridad de algunos amigos, Arias había podido recaudar materiales para realizar talleres de pintura con los niños del Campamento de Verano Generación Impacto Mundial, establecido en la capital de Haití por un misionero de origen cubano. Al campamento asisten niños que quedaron huérfanos luego del terremoto que azotó al país caribeño, el 12 de enero del 2010. La ciudad más afectada fue Puerto Príncipe.

“En el 2017 mientras estaba en Puerto Rico cubriendo un evento para mi programa de televisión, tuve la oportunidad de conocer sobre un proyecto de niños huérfanos en Haití. Me llamó la atención cómo los puertorriqueños, que todavía no se recuperaban del huracán María, estaban ayudando a este proyecto, así que decidí acercarme”, dijo Arias, de 56 años.

La dominicana, graduada de la Universidad de Puerto Rico con una licenciatura en Publicidad y Mercadeo, transmite un programa de televisión los domingos a las 9:30 de la mañana, llamado Hello People Magazine. Comenzó en enero de 2017 a través de El Súper Canal, una estación en República Dominicana.

“Enseguida supe acerca de un pastor cubano llamado Guillermo Ezequiel Batista que entró en Haití a rescatar niños de la calle que habían quedado solos, muchos de ellos habían perdido hasta 15 miembros de su familia. Después de saber esta historia, al otro día yo estaba en camino para allá con todo lo que pude cargar”, comentó Arias a CENTRO Tampa.

Solo con su determinación y amor, pero con necesidad de ayudar al prójimo, Arias partió sola para Haití por vez primera en 2017, vía terrestre. Una jornada peligrosa. Llevaba pocos recursos.

“Cuando llegué allí y vi esa necesidad tan grande, cuando vi a esos niños descalzos con tanta carencia, el corazón se me derritió. Los niños estaban encantados con lo poco que les había llevado”, dijo Arias. “Nos entendíamos casi por señas porque no hablamos el mismo idioma. Allí había gente de Brasil, de Puerto Rico y de Cuba”.

A pesar de sus esfuerzos por volver en el 2018, Arias tuvo que desistir por la situación política de Haití que colapsó en el mes de junio cuando el pueblo haitiano se lanzó a las calles exigiendo la salida de su cargo del presidente Möise por un caso de corrupción. Entonces el proyecto de Arias quedó desplazado para el 2019.

“Este año regresé y además de Haití incluí en el proyecto a los niños de República Dominicana porque sentía que le debía eso a mi tierra natal. Es la primera misión oficial de la fundación Hello People, una entidad sin fines de lucro”, dijo la dominicana, madre de tres hijos ya adultos y quien se crio en Puerto Rico.

La fundación Hello People, según explicó Arias a CENTRO Tampa, se creó en Tampa gracias a su programa de televisión del mismo nombre.

“Hello People siempre estuvo enfocada, a través del programa de televisión, en mostrar lo mejor de nuestra cultura hispana. No solamente la cultura dominicana. A través de los años el programa me ha ido despertando el interés por las obras sociales por eso decidí volver este año representando a la Fundación”, dijo Arias.

Agregó que las comunidades escogidas en República Dominicana fueron La Puya de Arroyo Hondo, “porque es una muestra del contraste entre la total opulencia y la pobreza dominicana”, y Sueño Encantado, en Haina.

“Este año participaron 30 niños en el taller, entre ambas comunidades dominicanas. En Haití tuvimos 480 niños en el Campamento y como el material no alcanzaba para todos tuve que idear una estrategia para que pudieran participar al menos 60 niños”, comentó Arias.

Con un total de 15 orfanatos en la isla haitiana, la fundación pudo reunir materiales de arte para suplir a cinco de ellos porque, según comentó Arias, todavía no cuenta con los recursos suficientes para llegar a más niños afectados.

Un factor interesante, resaltó Arias, es lograr que en algún momento los dominicanos y haitianos puedan olvidar años de diferencias entre ellos. Arias dijo que es una de las pretensiones del Campamento de Verano Generación Impacto Mundial.

Según declaraciones del pastor Batista, “la misión del próximo año será llevar niños dominicanos al campamento en Haití para propiciar el diálogo y un abrazo de reconciliación entre las dos regiones”.

Batista es misionero cubano y fundador de la Organización Internacional Evangélica para el Desarrollo Integral en Haití. En una entrevista al programa de Arias dijo que “Dios nos está comunicando que el cambio, la reconciliación será trabajo de las nuevas generaciones y queremos ser parte de eso”.

En Tampa, donde Arias reside, se concretan los pasos futuros del taller de arte que comenzó en 2017.

“Con los dibujos que traje ya estamos preparando un panel con varios psicólogos para analizarlos y luego vamos a exponerlos en una de las bibliotecas públicas del Condado Hillsborough bajo el nombre de ‘Dos escenarios, una realidad’”, dijo Arias, quien reside hace una década en la región.

El objetivo fundamental, añadió Arias, es poder presentar dos realidades desde las perspectivas de niños que viven en extrema pobreza y otros que no son tan pobres. Arias tiene más de 100 dibujos listos para la exhibición.

“Mostrar a través de estos dibujos cómo ellos perciben la realidad desde su experiencia vital y por supuesto tratar de que las personas se enamoren del proyecto”, comentó Arias.

Con humildad Arias dijo que el agradecimiento en la sonrisa de estos niños es el único pago que pretende la fundación Hello People.

“Mi corazón está allá, yo quiero regresar todos los años porque hay mucho que dar”, afirmó Arias. “A través del arte los podemos hacer felices, ellos no tienen acceso a libretas, ni acuarelas, así que podemos hacer la diferencia en la vida de estos niños”.

Arias dijo que es una paradoja ver varias misiones de Cuba y Puerto Rico apoyando a los haitianos. En su segundo viaje se pudo comunicar mejor con los niños.

“Esos niños hablan tres idiomas...y el idioma del amor. Me he propuesto aprender creole, muchos sabían hablar español porque el trabajo de los misioneros hispanos allí es impresionante y todos estos niños desamparados han sido una semilla fértil de esperanza”, enfatizó Arias.

Para más información sobre la fundación de Arias y sus proyectos llame al 787-810-7671

 

***

NOTICIA LOCAL: La investigación de la escuela secundaria Spoto sugiere múltiples abusos por parte de la ex directora

NOTICIA LOCAL: Miembro de la junta escolar planea hacer un recorrido para hablar sobre salud mental

NOTICIA LOCAL: Residente de Tampa gana premio mayor del ‘raspadito’: $10,000 semanales

Comments