Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
s�bado, 21 septiembre, 2019
NOTICIAS LOCALES

Opiniones encontradas de los alcaldes de la región

El alcalde de Tampa, Bob Buckhorn no tiene interés alguno en visitar a Cuba en el futuro inmediato como embajador de los comerciantes de la ciudad.

El alcalde de St. Petersburg, Rick Kriseman dice que no es cuestión de que si irá, sino de cuándo irá.

Las perspectivas de los alcaldes sirven para ilustrar no solo las opiniones de los cubano-americanos de la zona, sino también el hecho de que los políticos locales también están divididos sobre sus reacciones al anuncio del presidente Barack Obama de que los Estados Unidos y Cuba comenzarán a normalizar sus relaciones diplomáticas.

Las interrogantes afectando a los alcaldes después del anuncio de Obama son similares a las que han hecho eco en el debate nacional sobre como los Estados Unidos deben interactuar con Cuba: ¿Está hablando en serio el gobierno cubano sobre su apertura a reformas? ¿Una relación mas estrecha e intereses comerciales compartidos beneficiarán al pueblo cubano o ayudará a mantener a flote a un régimen opresor? ¿Y qué hay con los derechos humanos?

Kriseman dijo que estaba esperanzado en viajar a Cuba en enero, un plan que estaba siendo implementado meses antes del anunciod de Obama. Su agenda no le permitió concretar ese plan, pero espera poder ir pronto porque está en la expectativa de que ciudades a través de toda la nación estarán estrechando lazos con Cuba para tomar una ventaja para entrar a un mercado con 11 millones de consumidores.

“Ahora habrá más oportunidad para el comercio basado en lo que Obama ha planteado y yo quiero que St. Petersburg sea parte de eso”, dijo Kriseman.

Como alcalde, dijo, puede jugar un papel clave a favor de St. Petersburg.

Buckhorn dijo que el no está en contra de que los negocios de la ciudad comiencen a relacionarse con Cuba, pero él no quiere ser la cara al frente de esa iniciativa.

“Yo solo lo consideraría si yo viera reformas reales de parte del gobierno cubano - más libertad de expresión, más libertad de prensa, más libertad de religión, más reformas democráticas”, dijo Buckhorn.

En su anuncio de la semana pasada, Obama dijo que sus nuevas políticas podrían inspirar ese tipo de cambio. Kriseman hizo eco a ese sentir.

“Hemos hecho las mismas cosas de la misma manera por mucho tiempo, pero todavía estamos esperando un resultado distinto”, dijo en referencia al embargo económico vigente desde 1962. “Los Castros todavía están ahí. Yo aplaudo al presidente por intentar hacer algo distinto”.

Buckhorn dijo que respeta la decisión de Kriseman de visitar a Cuba y explorar oportunidades económicas, pero dijo que ese trabajo es mejor dejarlo a los líderes del sector privado.

“Yo lo veo más como una relación de negocio a negocio”, dijo. “No le veo mucho valor a que yo vaya”.

Buckhorn dijo que esperará a ver si la importación del capitalismo a Cuba en realidad inspira un cambio antes de insertarse en un esfuerzo para abogar a favor de relaciones comerciales más fuertes.

En específico, dijo que quiere prueba de que el presidente cubano Raúl Castro honrará su promesa de incrementar el acceso al Internet para los ciudadanos cubaos. Eso, dijo Buckhorn, es clave porque le permitirá al cubano de a pie ver el mundo que se ha estado perdiendo.

“No podemos sencillamente asumir que esto es una relación de negocios e ignorar las violaciones a los derechos humanos y la total falta de libertad que hoy existe en Cuba”, dijo Buckhorn. “Cuando llegue el día en el cual hay un cambio real en Cuba, entonces quizás consideraría ir”.

[ TAMPA ]
Comments