Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
lunes, 12 noviembre, 2018
NOTICIAS LOCALES

Libro aborda el legado de Manzanillo

TAMPA -- Si hay algo que caracteriza a José Miguel Remón Varela es su gusto por la historia y un amor a prueba del tiempo y la distancia sobre la tierra que lo vio nacer, Manzanillo, ciudad ubicada en el este cubano.

La suma de estas dos pasiones de Remón está plasmada en un libro de su autoría, titulado ‘Puerto Real del Manzanillo: Apuntes y postales hasta 1950’. La obra representa un logro importante para el autor, de 49 años.

“Es un sueño hecho realidad”, dijo Remón sobre la entrega del libro, en una entrevista con CENTRO Tampa. “Ha sido un trabajo muy dedicado”.

Remón dejó Cuba durante la efervescencia del Éxodo del Mariel, el 20 de mayo de 1980. Salió de la isla junto con su padre y una hermana pequeña. Remón era, por aquel entonces, un quinceañero como cualquier otro muchacho que, por esos antojos de la política internacional y los vaivenes de un régimen que nadie sabe cómo se mantiene hasta ahora, terminó viviendo en Tampa.

En Estados Unidos Remón no perdió el tiempo y a los 16 años de edad se enlistó en la Marina. Allí se especializó en Sistemas de información y viajó por el mundo durante más de una década. Sus responsabilidades, que fueron muchas y no pocas, no dejaron de hacer a un lado su idea de escribir un libro sobre la historia de Manzanillo y mostrarle al mundo el perfil de una ciudad que fue motor de crecimiento y desarrollo para toda la nación cubana, entre fines del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX.

“Dicen que recordar es vivir. Por eso estoy seguro de que muchos recuerdan esos años maravillosos que vivieron en Manzanillo y ahora lo quisieran compartir con sus familias”, dijo Remón. “Para las generaciones de hoy y para aquellos que no conocieron lo que fue Manzanillo, creo que el libro ofrece una oportunidad única para entender el valor que llegó a tener”.

El libro aborda el nacimiento y desarrollo de Manzanillo partiendo de un proceso de investigación contundente, serio y responsable en el manejo de datos y referencias históricas. La obra resume una colección de documentos y cientos de postales sobre Manzanillo que el propio Remón fue adquiriendo con entrega casi religiosa.

Su empeño abrió las puertas a una colección de más de 400 postales del entonces llamado Puerto Real del Manzanillo. La mayoría de estas postales fueron hechas en Manzanillo, otras en Estados Unidos y también en México, entre los años 1890 y 1950.

Remón dijo que las postales cobran especial importancia como fuente histórica y, al mismo tiempo, de aprendizaje, ya que llevan al lector a realizar sus propias comparaciones y, por qué no, conclusiones de primera mano.

El autor añadió que las postales sobre Manzanillo “constituyen valiosas fuentes de información que, desde la palabra, la gráfica, el dibujo, la pintura, y los sellos de correo, han resguardado para las actuales y futuras generaciones gran parte de la historia, cultura, tradiciones, costumbres y folklore de Manzanillo”

Remón aseguró que no hay otro libro que aborde el derrotero de la ciudad con la información histórica que él pudo reunir.

“Hasta el momento se tenían folletos de 20 o 25 páginas, con la excepción de Efemérides de Manzanillo, de Modesto Tirado, el primer alcalde de la ciudad, en 1898”, indicó Remón. “Mi libro intenta ir más allá porque es un recorrido desde su fundación, y contada de tres diferentes formas”.

La primera herramienta es una narración que se inicia desde el momento del nacimiento de Manzanillo, su historia y los hechos y lugares más pintorescos durante el siglo XIX y XX. La segunda vía del libro destaca los apuntes de Tirado y, finalmente, cierra con sus postales, muchas de ellas inéditas.

“Todavía sigo coleccionando postales, pero para este libro escogí 170”, aseveró Remón. “Todas estas postales las he conseguido empezando en el mismo Manzanillo y, desde ahí, en países como España, Alemania y Francia, entre otros”.

La colección de Remón es una de las más importantes que se conocen sobre Manzanillo, también llamada La Perla del Guacanayabo o El Terruño. La postal más antigua que atesora Remón data de 1889.

“Tengo algunas que fueron las primeras que se hicieron a color, es decir, que fueron pintadas a mano y cuando no existía la fotografía”, agregó Remón. “Las postales son como un túnel del tiempo. Mucha gente dice que tienen mucho valor económico, pero el verdadero valor, para mí, es tener algo que sé que un día pueda atesorarse en una universidad o museo que las proteja”.

El primer capítulo del libro de Remón aborda el nacimiento de la ciudad y las características que marcaron el sello de la vida cultural y social de los pobladores de Manzanillo en el siglo XIX. La segunda mitad rinde un homenaje a Tirado y sus valiosos apuntes citadinos. La tercera parte de la obra repasa el perfil de Manzanillo, su gente, vistas y rincones con las postales de Remón.

“Manzanillo, hasta 1950, fue una de las joyas de Cuba. Y aunque era una ciudad pequeña, su arquitectura, música, arte y toda su actividad llegó a tener bastante influencia en toda Cuba”, dijo Remón.

En el marco de la investigación del libro, el autor viajó personalmente a Manzanillo, se entrevistó con historiadores locales, amigos de la infancia y vecinos cuyos testimonios aderezaron el contenido de la obra. También consultó fuentes como documentos, libros y revistas del Archivo Histórico Municipal

El libro aglutina el carácter, personalidad e historia de una ciudad que no se olvida y que tiene aún mucho que contar, según apuntó Remón.

“Reconozco que hay mucho más que decir sobre nuestro querido Manzanillo, pero eso llegará otro día, otro amanecer”, dijo Remón.

Para más detalles sobre el libro ‘Puerto Real de Manzanillo’ visite Mzllocuba.com

Comments