Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
s�bado, 20 julio, 2019
NOTICIAS LOCALES

La Clarita que conocí…

Por Myriam Silva- Warren, CENTRO Tampa /

Homenaje. La destacada locutora, periodista y psicóloga venezolana, Clara Tavares falleció sin poder cumplir el sueño de ver a su hijo convertido en un profesional.

“En el fin, no recordaremos las palabras de nuestros enemigos, sino el silencio de nuestros amigos”. Martin Luther King Jr.

Guerrera incansable y directa, Clara Tavares se levantó al menos de seis cirugías y se fue cuando menos lo pensábamos.

Clara dejó una huella importante en los medios de comunicación del área la Bahía de Tampa. Comenzó su carrera en Miami donde llegó con Luis, su hijo en brazos, tras haber quedado viuda meses atrás. El padre de Luis no llegó a conocerlo y ella con el ánimo de salir de Venezuela decidió darle directamente su apellido. Su destino inicial fue Miami, donde la psicóloga venezolana escribió dos libros y comenzó a trabajar en varios programas. Fue productora en el ‘Show de Cristina’ y en Telemundo trabajó con el padre Alberto. También hizo sus pinitos en la radio para la radioemisora WWOK 1260 AM. Curiosa e inteligente aprendió a manejar controles y producirse sus propios programas radiales, lo que le abriría puertas en Tampa.

En 2006 decidió mudarse al área de la Bahía de Tampa porque se quería dar una segunda oportunidad en el plano sentimental. La relación no duró mucho. Al mismo tiempo comenzó a trabajar en la radioemisora Súper Q 1300 AM desde entonces todos la comenzaron a llamar ‘Clarita’. Sus oyentes despertaban todas las mañanas escuchándola junto con Álvaro López Echeverry en ‘Buenos Días Tampa Bay’. A la vez Clarita dictaba clases de yoga y pilates. Poco a poco se estaba dando a conocer por sus apuntes certeros de la realidad nacional e internacional. Abrió su propio espacio radial en las tardes que llamó “Pase la tarde con Clara Tavares’, lleno de invitados que se convirtieron en ‘sus amigos’ y discusiones acerca de Venezuela, Cuba, Colombia… y las noticias locales.

La conocí en 2011 tras un episodio estomacal que la llevó al borde de la muerte, luego vendrían las malas noticias una dolencia cardíaca que tenía desde niña había despertado de su letargo. Su estilo de vida cambió, no podría dar clases de yoga y debería prepararse a una cirugía de corazón abierto.

Para entonces algunos miembros de la comunidad le ayudaron, Clarita debería asumir los gastos por no tener seguro médico. Mas de $10,000 tuvo que ‘levantarse’ en ese entonces. Entró al quirófano y salió como el ave fénix, al menos eso pensaba. Siempre salía del hospital directo a trabajar, a veces sorprendía a sus propios compañeros de trabajo al verla llegar tras sufrir alguna de sus dolencias. Al poco tiempo llegó a su puerta la posibilidad de entrar de nuevo a la televisión, en esta ocasión al frente de las cámaras y con un proyecto que supuestamente desplazaría las cadenas en español locales. Recuerdo que un día dijo: “Mira, mis cuatro letras estarán sentadas al frente de esa pantalla” y así lo hizo.

Trabajó por más de dos años en televisión. Y al igual que en la radioemisora llevó a cuanto abogado, cosmetóloga, psicóloga, periodista y empresario había en Tampa para promocionarlos. Me incluyo, me invitó en dos o tres ocasiones.

En una entrevista que estaba preparando hace algo más de un año, Clarita me contó acerca de los desaciertos del canal que comenzó con el nombre de CNN latino y el cual cambió en varias ocasiones de razón social. La entrevista quedó en el limbo porque muchos de los datos de los entrevistados no casaban, no los de ella quiero aclarar, sino los de otros consultados que querían que se hiciera “justicia” pero no querían “comprometerse” hablando mal del canal.

No viene al caso ahora saber que el canal ‘tuvo éxito’ a costillas de los demás, con jugadas extrañas e inexplicables y los malos tratos que experimentaron los que trabajaron allí. Lo que sí viene al caso es recordar el talento y conocimiento de Clarita en sus intervenciones.

La Clara que conocí dista mucho de la de la radio o la televisión, tenía carisma y una chispa que encantaba a primera vista, le sacaba cuento a todo, era humilde. Llegaba disfrazada a veces al canal o a la radio solo para darles aire a sus compañeros e inyectar positivismo. Tal vez algunos no entendían su humor, tal vez algunos creían que se creía diva, ellos no la conocieron… Reconocía que tenía sus apuntes ácidos, muchas veces con razón. Era soberbia en ocasiones, tal vez para defenderse de las críticas por haber llegado a la pantalla ya cercana a los cincuenta abriles. Porque en este pueblo la edad no perdona…

“Escuché que me tomaran de medio plano( de la cintura hacia arriba) porque si acercaban la cámara más, podrían bajar el rating”, me contó un día riendo. Sé que en el fondo le dolía ese tipo de crítica. Eso lo había escuchado de sus compañeros, de los mismos que le pedían ayuda a veces cuando no tenían ni tema de qué hablar… pero ella hacia caso omiso y siempre les ayudaba.

Gústele a quien le guste, Clara era una mujer muy preparada, amaba a Venezuela hasta los tuétanos, llegó a grabar una especie de documental, en su propio tiempo, de los venezolanos en el exilio. Acompañó a la gente de Casa Venezuela Tampa, tras su última intervención en la clínica y casi sin fuerzas, asistió a una protesta para grabarlos y difundir que el exilio venezolano, aunque dividido, sigue clamando por la democracia en el país del Libertador.

No faltaba conversación de Clara en que la que no hablara sobre Luis, su mayor amor, su orgullo. Clara lo sobreprotegía como cualquier madre latina lo hace con sus hijos.

Con el paso del tiempo todos conocían a Clarita, pero no todos la conocían de verdad. En una de sus últimas recaídas lo perdió todo. Sí todo. Muy pocos le dimos la mano. Los que se dicen amigos y han llenado las redes sociales con su foto, no aparecieron. Cuando estás en la cúspide todos te alaban y cuando caes muy pocos te rescatan. Clara y Luis lo vivieron en sangre propia. La sacaron de la radioemisora, no pudo pagar más la renta y todo mientras estaba hospitalizada. No valió suplica, todo a la calle. Marilyn Casabuenas le abrió un espacio a ella y a su perrita Mimi; Clara tuvo que salir de su gato y su hijo se fue a vivir con un amigo que le tendió la mano

Solo tres o cuatro personas la visitamos entonces, y eso que estuvo en cama por semanas. El mundo le dio la espalda. Sin embargo, Clarita volvió a levantarse y comenzó a trabajar para la Ley 1550 AM e intentó conquistar un público que le era ajeno, el mexicano. Lo estaba logrando. Tenía planes de viajar a España en mayo y de ver a su hijo graduarse por esa misma fecha.

Y de repente no le falló el corazón ni tuvo diverticulitis, le dio un aneurisma cerebral. Clara seguramente no hubiera querido dejar tantas cosas sin resolver; Clara no hubiera querido partir de este mundo sin ver a su hijo graduarse (a Luis le quedan tres materias para culminar esa meta); Clara seguramente no hubiera querido dejar deudas respaldadas con el nombre de su hijo, pero la vida no le dio otra opción. Por una vez más un grupo de líderes, encabezados por Norma Camero-Reno, están tratando de orientar a un joven que lo perdió todo, su mundo se resquebrajó el 18 de diciembre. Clara fue declarada con muerte cerebral, a los dos días su cuerpo fue desconectado porque era donante de órganos. Pocos fuimos a verla, a despedirnos porque la apreciábamos, porque había dejado una huella en nosotros. Ojalá en estos momentos sus oyentes, sus ‘amigos’ y conocidos se toquen el corazón y no solo posteen fotos. En estos momentos, $5 dólares hacen la diferencia.

Pocas personas en época navideña se han tocado el corazón y el bolsillo. Resalto a los miembros de la Casa Cuba que con un ingreso limitado ayudaron con un cheque, a las damas del Club 15, a Luz Ceballos que ha ayudado a difundir la cuenta GoFundMe que creó Luis, el hijo de Clara, porque la excusa de muchos fue que era difícil depositar en un banco. A la espera de que ayuden y no solo lucren su ego con la muerte de una gran guerrera, no solo se publiciten con los videos y fotos una mujer que lo único que quiso fue promover a la comunidad, les dejo el link donde pueden colaborar: https://www.gofundme.com/ponte-la-mano-en-el-corazon.

Comments