Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
lunes, 12 noviembre, 2018
DEPORTES

Gestor de campeones

TAMPA - El tenista y entrenador español Isaac Galindo no piensa en él sino en sus alumnos y en cómo hacerlos crecer en el deporte que lo animó desde muy joven a luchar para llegar a ser una estrella internacional. Fue un objetivo que estuvo a punto de alcanzar, de amasarlo en sus manos, si no hubiese sido por una lesión inesperada y dolorosa que frenó sus aspiraciones y lo obligó a trazarse otros planes.

“Empecé en el tenis desde pequeñito”, dijo Galindo. “Tenía cinco y ahora ando en los 36. Ha sido toda una vida”.

Galindo es un hombre conocido. Pero no precisamente porque estuvo, en su momento, clasificado entre los cinco mejores jugadores ‘juniors’ de España y toda Europa, o porque su hermano, un año menor que él, también le pega duro a la raqueta. No. Su popularidad va de la mano por el trabajo que realiza en diferentes canchas de Tampa y Lakeland para formar jugadores del futuro.

“Es un trabajo duro pero es mi pasión”, dijo Galindo, originario de Barcelona. “Si no fuese así creo que no podría hacerlo. La pasión es la brújula que te motiva a ser un entrenador comprometido con lo que haces”.

Galindo dejó el tenis profesional a los 24 años de edad debido a una lesión en la espalda. En esa época decidió trasladarse a California para trabajar como asistente de Conchita Martínez, una de las grandes figuras del tenis español y mundial. A partir de allí, Galindo navegó por diferentes escenarios y canchas de entrenamiento, universidades y academias de alto nivel hasta que Florida se cruzó en su camino para entrenar a un muchacho con aspiraciones internacionales.

“Digamos que esa fue la historia que marcó mi comienzo en Florida en el 2005”, recordó Galindo. “Empecé a trabajar con chicos de alto nivel (en el tenis) hasta que, en un momento, decidimos con mi hermano Gerard, abrir nuestra propia academia de tenis, los dos juntos”.

La academia fue establecida hace unos años en Lakeland pero tiene ramificaciones en diferentes puntos de Orlando y Tampa. Aproximadamente 150 niños son parte de la legión de jugadores que siguen sus directivas y sueñan, por qué no, en ser estrellas del tenis mundial.

Galindo dijo que alcanzar un nivel de esta categoría empieza con un desarrollo equilibrado e inclusivo a nivel cognitivo, físico y social.

“Si estos componentes están y hay talento, entonces tenemos el ingrediente número uno”, dijo Galindo.

Como entrenador de tenis y formador de talentos, Galindo destacó la importancia de la familia, los valores y la educación.

“Cuando empiezas a tomarlo en serio es cuando tienes que aprender a mantener un buen nivel en todos esos aspectos, incluyendo los estudios y el entrenamiento”, aseveró Galindo.

En ese marco de acción, decenas de niños de entre seis y 16 años de edad se entregan semanalmente a la práctica del tenis. Algunos quizá lo hacen con la idea de compartir con sus compañeros de equipo y solo de una manera recreacional; otros, sin embargo, lo hacen con la certeza y el ímpetu de llegar a ser parte del circuito profesional.

“Compaginar todo eso es difícil, pero si el chico quiere seguir adelante, eso es lo importante”, comentó Galindo.

Uno de estos niños que trabajan semanalmente para moldearse en el tenis profesional es Luca Torres-Sigler. Con solo nueve años de edad, Torres-Sigler se ha consolidado como uno de los alumnos más sobresalientes del grupo de Galindo por su potente zurda y rapidez. Torres-Sigler comenzó sus entrenamientos a los cuatro años de edad. Su grupo entrena en la canchas de Fishhawk Ranch Tennis Club.

“El tenis es un deporte que ayuda mucho al chico a madurar a nivel individual y personal”, afirmó Galindo. “Como inversión, a nivel profesional, es un riesgo grande, pero a nivel colegial y de estudios es otra la diferencia”.

En ese sentido Galindo dijo que su academia ha hecho posible que jugadores de diferentes edades y condiciones puedan gestionar becas y facilidades de alto rendimiento, valorados en aproximadamente $4’000,000. Una fundación que está en camino a nombre de los hermanos Galindo, Amor al Deporte, también apunta a un objetivo humanitario: ayudar a través de la práctica deportiva a gente que no tiene recursos.

“Queremos ayudar con el deporte a todos los que no tienen privilegios en la vida”, dijo Galindo. “Y en la medida de nuestras posibilidades, así lo haremos”.

Para más detalles visite el sitio GalindoTennis.com

Comments