Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
miércoles, 23 enero, 2019
NOTICIAS LOCALES

Béisbol sopla a favor del mercado hispano

Para más de un fanático del béisbol el entrenamiento de primavera de las Grandes Ligas en la Florida es una de sus más preciadas joyas.

Las jornadas despiertan la curiosidad de cientos de miles de seguidores dentro y fuera del estado. Pero también alientan un fuerte impacto mediático, deportivo y económico, especialmente en la costa oeste de Florida, según expertos consultados por CENTRO Tampa.

Los beneficios tocan la puerta de empresas y servicios de toda clase, incluyendo a los de origen hispano. Desde mediados de los años 90 los negocios latinos se han consolidado con fuerza en la región y juegan un rol importante en el desarrollo y sostenimiento de la economía.

En la Florida las compañías y negocios latinos son más que un aliciente del aparato económico. Según estadísticas oficiales, los negocios hispanos generan en conjunto ingresos de aproximadamente $6,000 millones al año a favor de las arcas estatales.

El empuje de los negocios hispanos es particularmente llamativo en las comunidades que acogen a los equipos de béisbol para sus entrenamientos de primavera, de acuerdo con estadísticas del gobierno estatal.

La lista favorece a Tampa (sede de los Yankees de Nueva York), Clearwater (Filis de Filadelfia), Dunedin (Azulejos de Toronto), Lakeland (Tigres de Detroit) y Port Charlotte (Rays de Tampa Bay).

Un estudio analítico sobre el alcance económico del entrenamiento de primavera asegura que este aporta anualmente más de $750 millones a las arcas estatales.

De esta cifra más del 15 por ciento se genera directamente por el alcance de los negocios y servicios de origen hispano. La dinámica toma fuerza considerando el índice de crecimiento de la población latina en condados con presencia e importancia estratégica en el estado de la Florida, tales como Hillsborough (9%) y Pinellas (21%).

Michael Lortz, analista deportivo y fundador del sitio electrónico TampaBayBaseballMarket.com, dijo que el entrenamiento de primavera impone un perfil único en el desarrollo de la economía local.

Lortz mencionó la ciudad de Tampa como un ejemplo categórico de este avance.

“Las empresas locales definitivamente ven un crecimiento en los negocios debido a la gran cantidad de visitantes de fuera del estado, o incluso dentro del estado, que vienen a ver los equipos que entrenan en la Bahía de Tampa,”, precisó Lortz. “Es muy bueno para ellos”.

La cifra sirve de termómetro sobre las ganancias que podría generar la temporada de este año. Más de un índice inclinaría la balanza a favor considerando la recuperación de la economía, el mayor grado de confianza del consumidor y la caída de los precios de la gasolina, entre otros factores, según analistas familiarizados con el tema.

Santiago Corrada, presidente de la oficina promotora de turismo y mercadeo Visit Tampa Bay, en el Condado de Hillsborough, destacó las facilidades que ofrece Tampa frente a otras sedes de entrenamiento de primavera.

“Tampa es un destino ideal para el béisbol y las prácticas de temporada debido a su perfil y estilo a nivel nacional”, dijo Corrada. “Nosotros somos únicos”.

Cada año, más de 1.5 millones de fanáticos de la pelota asisten a los entrenamientos de primavera, según estadísticas de la Liga de las Toronjas. La entidad aglutina a los equipos de las Grandes Ligas que entrenan en la Florida para el inicio de la temporada regular en la primera semana de abril.

En ciertas partes del estado de la Florida la inyección de dinero que generan los entrenamientos de primavera se ha transformado en uno de los pilares de la economía local.

En Clearwater la presencia de los Filis abrirá paso a ganancias de aproximadamente $120 millones este año, según afirmó George Cretekos, alcalde de Clearwater, al periódico The Tampa Tribune. En Dunedin, cuna de entrenamiento de los Azulejos, se habla de más de $80 millones; mientras que en Port Charlotte (Rays) y la Bahía de Tampa (Yankees) los ingresos superarían ampliamente $200 millones.

En Clearwater los Filis tienen a su disposición uno de los estadios de la zona más pintorescos del área, el Bright House Field, con capacidad para 8,500 personas. Los Yankees - el equipo más famoso de las Grandes Ligas - cuenta con el George M. Steinbrenner Field, en Tampa. El estadio es el más grande de la Liga de las Toronjas con más de 10,000 asientos y un campo de juego con dimensiones idénticas a las de la sede del equipo en el Bronx.

John Webb, presidente del Florida Sports Foundation (FSF), dijo que la Florida, y especialmente Tampa, siempre han resultado beneficiados por los entrenamientos de primavera.

“Es un imán para visitantes de otros estados, quienes a representan más del 50 por ciento del público que asiste a los entrenamientos”, sostuvo Webb.

La FSF fue creada en 1992 como una entidad estatal para promover y desarrollar el deporte aficionado y profesional.

“Ellos (los fanáticos del béisbol) gastan en restaurantes, hoteles y otros servicios. Es un impacto (económico) que se ve a diario”, agregó Webb.

Bob Clifford, director de la Cámara de Comercio de Clearwater, dijo que los entrenamientos de primavera tienen un impacto destacado, especialmente en los servicios y negocios latinos.

Clifford enfatizó el hecho de que la población hispana en Clearwater es de aproximadamente 20 por ciento.

“Aquí, en la comunidad, hay negocios importantes que le pertenecen a los hispanos y son los primeros beneficiados cuando vienen turistas y fanáticos del béisbol”, afirmó Clifford. “Solo en los alrededores de nuestro estadio hay una gran cantidad de restaurantes, agencias y servicios latinos”.

Sin embargo, otros analistas como Philip Porter, profesor de economía en la Universidad del Sur de la Florida, cuestionaron el verdadero impacto económico de los entrenamientos de primavera.

Porter tomó como referencia estudios analíticos que comparan los ingresos, a las arcas condales, que se generan en marzo y las pérdidas que supuestamente se registran cuando un equipo de béisbol decide irse a entrenar a otra ciudad.

Mencionó el caso de los Yankees cuando, en 1996, se mudaron del condado de Broward a Hillsborough.

“Por eso es bastante fácil ver que los entrenamientos de primavera no afectan significativamente a la economía local”, dijo Porter. “La respuesta empírica a la pregunta es un rotundo no”.

[ TAMPA ]
Comments