Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
martes, 15 octubre, 2019
NOTICIAS LOCALES

Hombre que pidió un arma para matar a unos 200 dice ser contrario a las armas

(EFEUSA) - El hombre que pocos días después de los tiroteos de El Paso y Dayton desató la alarma en Florida por haber pedido en un centro comercial Walmart un arma para matar "a unas 200 personas" fue localizado y dice ser un activista en favor del control de armas, informaron medios locales.

Philip Michael Attey, de 55 años, fue localizado gracias a los carteles que la policía colocó en Port St. Lucie y alrededores con una fotografía suya obtenida de las cámaras de seguridad del centro comercial donde se produjo lo que fue calificado como "un incidente sospechoso de seguridad pública".

Attey, contra el que no se han presentado cargos pero está bajo investigación, dijo a la policía que lo que preguntó al empleado de la tienda era solo para "ayudar a su causa, que es que Walmart deje de vender armas de fuego".

Antes de los tiroteos indiscriminados que dejaron una treintena de muertes en el Paso (Texas) y Dayton (Ohio), los activistas en favor del control de armas tenían a Walmart en la mira porque en los locales de esas tiendas se venden alimentos, ropa, enseres del hogar y también armas de fuego.

Precisamente un Walmart de El Paso fue el escenario del tiroteo desatado por un joven que está detenido y que, según el manifiesto que escribió antes de la matanza, quería acabar con la "invasión hispana" de Texas.

Attey le dijo a los policías que lo interrogaron que su petición al dependiente fue provocada porque vio a un joven con aspecto de "supremacista blanco" comprarse una pistola y eso le causó enojo.

Richard Del Toro, el jefe auxiliar de la policía de Port St. Lucie, señaló que en estos días no se puede tomar "un comentario así a la ligera" y alentó a la gente a denunciar hechos como ese.

Los tiroteos de El Paso y Dayton han desatado, como siempre que se producen hechos de violencia indiscriminada con armas de fuego, una corriente de rechazo a que en Estados Unidos se vendan armas de asalto de uso militar a civiles.

Este fin de semana en Pembroke Pines, en el sureste de Florida, al norte de Miami, se celebra una feria de armas que ha generado polémica, aunque sus organizadores aseguran que es un evento "familiar" y han enviado sus condolencias a las víctimas y familiares de los más recientes tiroteos.

Los estadounidenses de "todas las edades, creencias, géneros, razas y religiones vienen aquí a ejercer el derecho a poseer y portar armas que les da la Segunda Enmienda", señalaron.

Esa segunda enmienda constitucional es el argumento esgrimido por la poderosa Asociación Nacional del Rifle para rechazar los controles de armas. 

 

***

MÁS NOTICIAS: https://www.centrotampa.com/

Comments