Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
domingo, 25 agosto, 2019
Boxeo

Colombiana Valencia gana un oro e inspira otro en boxeo

LIMA -

LIMA (AP) — Ingrit Valencia se alzó el viernes con un inédito oro en el boxeo femenino de los Juegos Panamericanos. Y motivó el otro, de su compañera más joven Jessica Caicedo.

Tres años después de haber ganado un bronce en los Olímpicos de Río de Janeiro, Valencia se impuso en la final de la división mosca al derrotar 3-0 a la estadounidense Virginia Fuchs, con lo que le obsequió a su país la primera presea dorada en el boxeo femenino panamericano.

Poco después, su compatriota Caicedo se alzó con el oro en la categoría de las medianas al vencer a la también estadounidense Naomi Graham por 2-1.

Dos oros que compusieron una jornada que comenzó de manera poco auspiciosa en el Coliseo Miguel Grau de Lima, con el revés inesperado que sufrió el subcampeón olímpico minimosca Yuberjen Martínez. En la primera final de la última jornada del boxeo, el abanderado de la delegación colombiana en la ceremonia inaugural de los Panamericanos fue derrotado por el puertorriqueño Óscar Collazo.

De todas maneras, fue una buena cosecha para el equipo cafetero en un deporte en el que prácticamente arrasaron los pugilistas cubanos.

“Cumplimos el objetivo de la medalla de oro”, dijo Caicedo, de 24 años. “Desde que estábamos calentando íbamos con la meta de la medalla; me sentía segura y con la motivación de mi compañera. Siempre Ingrit. Esa es mi motivación y mi moral”.

“Lo que es ella, Jube (Juberjen) son siempre mi motivación. Lógico, son los más veteranos, siempre me guío por ellos”.

Ahora, superó lo hecho por uno e igualó lo conseguido por la otra.

Lo de Valencia es impresionante, pues viene de una cirugía en una de sus muñecas hace tres meses.

“Con la ayuda de mis médicos, mi familia, todas las personas que me apoyaron, mil gracias, porque eso que hicieron por mí lo estoy convirtiendo en una medalla de oro”, señaló.

Pero tiene otra inspiración muy especial: su hijo Johan, de 13 años.

“Él ha sido el más sacrificado en mi deporte, llevo alrededor de ocho años viajando consecutivamente”, destacó. Pero “vale la pena porque le puedo dar un mejor futuro y él ve en mi ese orgullo, un ejemplo”.

Lo primero que hizo Valencia tras bajar del ring fue llamarlo por teléfono y dedicarle la medalla.

Al muchacho también le gusta el boxeo y su mamá está dispuesta a apoyarlo.

Comments