Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
lunes, 12 noviembre, 2018
COLUMNAS

Tras el regreso a clases

“Recuerda que todas las guarderías llevarán un proceso de adaptación y son importantes porque allí aprenden y se relacionan con otros niños”.

Se acabaron las vacaciones. Es hora de guardar las maletas de viaje y sacar las de la escuela. Mis trillizos fueron por primera vez a la guardería en junio y luego julio lo tuvieron de vacaciones. ¿Qué aprendí de esta experiencia? Que disfrutaron tanto las vacaciones que no querían regresar a la guardería.

El proceso ha sido como empezar de cero. Pero como madre lo importante es no frustrarse. Muéstrales cuánto pueden jugar y aprender en la escuela y lo divertido que es reencontrarse con los amiguitos. Aún así el primer día los míos gritaron ‘rajados’ en llanto, todos. Por supuesto la maestra me envió una foto asegurándome que a los 5 minutos se les había pasado y ya estaban integrados con el grupo jugando. Lo que me tranquilizó.

Pero como siempre digo: todos los niños reaccionan de manera diferente y son distintos. Cuando los pasamos a buscar en la tarde, el pequeño B y su hermanita C salieron corriendo a recibirnos con una sonrisa. Mi pequeño A, ni se enteró que habíamos llegado y siguió jugando hasta que lo llamé y entonces sonrió y vino con más calma. Eso me dio una pista de cómo sería el próximo día de clases.

La próxima mañana A entró muy tranquilo, nos soltó la mano, abrazó a la maestra y se fue a jugar. Mientras que B y C, cuando vieron que nos acercábamos a la puerta del salón, comenzaron a protestar y ya no querían caminar. Así que entraron llorando y así los dejamos desconsolados.

Como ven, hay que tener mucha paciencia y no angustiarse. Siempre tratar de trasmitirles seguridad y felicidad. Por supuesto no siempre funcionará. Hay niños que se adaptan muy fácilmente y otros que les cuesta más. Pero si tienes niños pequeños esto no debe ser un motivo para que te desanimes y los saques de la guardería o lo traslades a otra. Recuerda que todas las guarderías llevarán un proceso de adaptación y son importantes porque allí aprenden y se relacionan con otros niños.

Además, eventualmente tendrán que ir a la escuela de todas maneras, eso sí, no es que eres de las que les puede enseñar en casa. Así que es bueno que vayan a una guardería mínimo dos días a la semana porque luego será más fácil, cuando empiecen en la escuela, seguirle el ritmo. Esto les permitirá integrarse más fácilmente y aprender desde el principio.

Los trillizos siguen adaptándose. Ahora solo llora uno cuando los dejamos, así que hemos dado pequeños pasos de avance. Otra cosa que hago es hacerlos sentirse responsables y útiles. Ya sea enseñándolos a caminar de la mano de su hermanito como si fueran responsables de lo que le pueda pasarle al otro o dejándolos llevar su mochila con el almuerzo, siempre y cuando no sea muy pesada.

Y por supuesto no puede faltar todos los días hablar con la maestra para saber cómo les fue y qué podemos hacer para que ellos se sientan mejor. Yo leo las notas y a veces les repaso lo que aprendieron ese día y una que otra vez me sorprendo al verlos contar hasta 10 en inglés y español con 19 meses de edad. Así que ya sabes: involúcrate y ten paciencia.

Espero que mis consejos te ayuden. Si tienes preguntas puedes encontrarme en Facebook @ABCDE Rose Family o Instragram @Lizzevora.

Comments