Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
miércoles, 13 diciembre, 2017

Boricua escribe teatro y comedias con tinte social

TAMPA -- Lo primero que recuerda el puertorriqueño Héctor Méndez cuando se le pregunta sobre su relación y raíces con el mundo de la actuación y el teatro es algo muy simple: un pequeño de cinco años haciendo mímicas frente al espejo de la casa.


Han transcurrido cuatro décadas y Méndez reconoce que ese primer llamado, quizá ingenuo del arte, fue lo que marcó la brújula de su vida.


“Siempre viví del arte. Y eso me dice que sí podemos vivir de esta actividad. Hay que tener disciplina y tomar en serio lo que uno hace”, dijo Méndez. “Me gusta mucho el arte y el teatro, pero sobre todo la comedia y los dramas de corte social que llevan un mensaje”.


Méndez, un actor y guionista con más de 20 obras en su hoja de vida, presentará con la productora PiNPo, el 26 de febrero, la obra ‘La nena está preña’. La invitación de puertas abiertas se realizará a las 4pm, en el Club Cubano de Ybor City (2010 República de Cuba).


La obra pone en la mesa de discusión el choque entre dos familias boricuas de diferente clase social cuando la hija de una de ellas sale embarazada del hijo adolescente de la otra. Las dos familias se ven enfrentadas por una situación que, en la vida real, suele fracturar y generar crisis. Pero en la obra este enfoque va más allá del conflicto ya queque replantea situaciones y, además, lo hace sin perder el marco original de la obra, que está escrita a ritmo de comedia.


Méndez puso de relieve el mensaje de la puesta en escena y su impacto en nuestra sociedad.


“Hay un choque de clases sociales cuando los padres se reúnen para hablar de la situación generada”, dijo Méndez.


La idea de escribir una obra de contenido social surgió hace poco más de dos años en Puerto Rico. Méndez dijo que se animó a escribir una historia de estas características al calor de un problema que no deja de estar presente en el tiempo.


“La gente va a despejar su mente, al menos durante dos horas de teatro, para hablar de la sociedad y reflexionar sobre la posibilidad de que podemos hacer un mundo mejor”, indicó Méndez.


La obra se presentó con éxito en Puerto Rico hace menos de tres años. La puesta en escena en el Club Cubano marcará su estreno en la Florida, según detalló Méndez.


Las razones que animaron a realizar un estreno de estas características en Tampa no son antojadizas, sino que están motivadas por el recibimiento y la buena disponibilidad del público tampeño hacia las obras que son escritas en español.


“Nosotros estamos para darle un momento de reflexión a la gente y, sobre todo, en su idioma. Es como para que se sientan más como en su casa”, dijo Méndez.


El respaldo del hispano con el teatro en su idioma viene ligado a la presencia cada vez más importante de la comunidad. En años recientes el flujo de latinos en el centro de la Florida ha sido particularmente importante y ha marcado la pauta frente a otras migraciones en diferentes estados del país.


Las proyecciones del gobierno federal indican que los hispanos registrarán, tan pronto como en 2019, un crecimiento poblacional nunca antes visto. La lista incluye condados con presencia e importancia estratégica en el estado de la Florida, como Hillsborough, Pasco y Pinellas.


A escala nacional los hispanos suman aproximadamente 52 millones y es la minoría de más rápido crecimiento, según datos de la oficina del Censo, que pronosticó que este grupo crecerá 28% para el año 2050.


Méndez dijo que esta presencia hispana local no solo los alienta a presentar obras en español sino también a llevarlas a distintas ciudades dentro de Estados Unidos.


“Hay mucha gente que está buscando nuevas oportunidades. Este momento es el más indicado. Ahora, más que nunca, quiero dar a conocer mis obras y mi talento”, puntualizó Méndez.


El guionista y también actor añadió que el retorno al Club Cubano de Ybor consolida la buena imagen que tiene este espacio para el desarrollo del teatro y piezas que tocan el nervio de la vida diaria.


“El teatro es la vida misma”, dijo Méndez. “Nosotros la ponemos en obras para que la gente se ría, pero, al mismo tiempo, reflexione sobre lo que ocurre con los personajes”.


En diciembre pasado, la misma compañía a la que está vinculado Méndez presentó en Tampa, con lleno total, la obra ¡Ay Bendito Qué Puerto Rico! en el Club Cubano.


“Volvemos al mismo lugar porque la respuesta fue muy chévere”, sostuvo Méndez. “El Club Cubano tiene un teatro hermoso. Me enamoré de la arquitectura y lo cómodo que resulta para el público local porque tiene casi 450 butacas. De cualquier ángulo se ve muy bien”.




Comments