NOTICIAS

Alzugaray Treto: “Cuba fue tratada horriblemente”

Por Marlene Sokol

Tampa Bay Times

LA HABANA-- En Florida pocos temas son más controversiales que Cuba, una nación que se ha aferrado al comunismo a pesar de estar a solo 90 millas de las costas de una superpotencia capitalista. Es un lugar donde la pobreza resulta asombrosa, bien sea, debido al embargo comercial de Estados Unidos o a más de medio siglo de comunismo, dependiendo del punto de vista de cada uno.

Marlene Sokol, escritora del Tampa Bay Times, se reunió con Carlos Alzugaray Treto, un erudito que trabajó como diplomático cubano en media docena de países y fue embajador en la Unión Europea en los años noventa. Fuera de Cuba, Alzugaray Treto ha enseñado en instituciones como Harvard y Johns Hopkins University. Actualmente Alzugaray vive en La Habana y es consultor en los sectores público y privado. Los puntos de vista de Alzugaray, especialmente aquellos sobre el historial de Cuba en materia de derechos humanos, probablemente serían contradichos por los inmigrantes cubanos en Estados Unidos.

Tampa Bay Times (TBT): Dr. Alzugaray, voy a empezar con algunas preguntas muy amplias porque mi generación fue creada para aceptar ciertas creencias sobre su país ...

Carlos Alzugaray Treto (CAT):... una cierta narrativa.

TBT: ... y los cubanos fueron instruidos en su propia narración. Veo las vallas publicitarias sobre Castro y la revolución en todas partes. Hay una sobre el bloqueo, en el camino desde el aeropuerto, con una foto de una soga y la frase “el genocidio más largo de la historia”. ¿En qué medida el pueblo cubano adopta conceptos como el socialismo y la revolución?

CAT: El socialismo es muy popular en Cuba. El socialismo está asociado con nuestra independencia ganadora. Cualesquiera que sean los méritos de Estados Unidos, es una gran potencia y Cuba fue tratada horriblemente por Estados Unidos. Estados Unidos intervino en la guerra contra España, pero no como aliado. Ellos convirtieron lo que se suponía era una alianza en una ocupación.

Estábamos muy influenciados por el espíritu de José Martí, que veía a la república cubana independiente tanto de España como de Estados Unidos, basada en el bienestar de cada cubano. Una sociedad equitativa. Vio a Cuba con una economía que no dependería de un solo socio, un gobierno honesto y un gobierno democrático. Ninguna de esas cosas se realizaron en el período comprendido entre 1902 y 1959.

(Con el surgimiento de Fidel Castro), Estados Unidos sólo entendió un acuerdo con Cuba sobre la base de la rendición incondicional. Cuba no aceptaría eso. Así que Cuba optó por dos políticas diferentes. Uno, resistir cualquier invasión de Estados Unidos. Pero también dijimos que la resistencia no es suficiente. Estos tipos, vamos a desafiarlos. Vayamos contra ellos en todas partes del mundo.

Fue un conflicto que para muchos estadounidenses de su generación fue interpretado como un conflicto de la Guerra Fría. No es un conflicto de la Guerra Fría. Es un conflicto que se remonta a la época en que Estados Unidos no querían la independencia cubana y se acostumbraron a controlar a Cuba, lo cual se debió en parte a que algunos políticos y gente de la clase alta cubana recibieron muchos beneficios de las relaciones con Estados Unidos y no les importaba el país.

TBT: Pero volviendo a la narración, y me gusta esa palabra porque mi generación se planteó pensando en Cuba como...

CAT: El diablo.

TBT: Uno de los ideales de la revolución era que Cuba no dependería de las corporaciones multinacionales o del turismo. ¿Hay una base aquí para una economía viable?

CAT: Permítanme ser muy franco: La situación económica de Cuba es mala. La razón no es sólo el bloqueo o el embargo, aunque ha desempeñado un papel muy significativo. Nos hacen la vida difícil. Por ejemplo, ningún país puede desarrollar su infraestructura sin acceso a fuentes internacionales de crédito. No podemos conseguirlo, en gran medida, a causa del embargo estadounidense.

(Pero) no deberíamos haber eliminado totalmente al sector privado en 1968. Eso no fue provocado por Estados Unidos. Fue nuestro propio error. Fue un error no provocado.

Estamos en el proceso de cambiar nuestra economía, que estaba extremadamente centralizada, en una economía mixta. Este es un proceso difícil. Muchas personas quieren cambio, pero tienen miedo del cambio.

TBT: ¿Así que consideraría que es una economía mixta en este punto?

CAT: Seguro. Este hotel (el Meliá Cohiba) es propiedad del gobierno cubano, o de una empresa estatal. Pero la dirección es Melia, que es una empresa extranjera (española).

El problema es que en 1968 todo fue nacionalizado, incluyendo los puestos de perros calientes. Los talleres de reparación de calzado. Las peluquerías. Los salones de belleza. Cosas que el gobierno no debería tener. Así que tenemos un largo camino por recorrer.

El otro problema es que las personas no están acostumbradas a trabajar en una economía de mercado, ni los chicos que trabajan en el gobierno ni los chicos que están tratando de crear nuevas empresas. Algunos de ellos son muy inteligentes. Algunos de ellos son demasiado listos. Hay un tipo que posee tres o cuatro restaurantes por aquí. Bueno, recientemente fue investigado. Él hacía lavado de dinero para un cártel de la droga.

TBT: Como Rusia después de la caída del comunismo.

CAT: Por supuesto. Por supuesto.

La apertura de (Barack) Obama fue muy popular. Probablemente fue muy bien intencionada. Pero él dijo, estoy cambiando la política, pero no el propósito de la política. Así que todo el mundo se preguntaba, ¿qué está haciendo Estados Unidos? ¿Qué quieren en Cuba? ¿Van a seguir interfiriendo como lo hacen en muchos otros países?

Ya sabes, me gusta cuando tienes este problema con la interferencia rusa. Es su propia medicina... Condeno absolutamente cualquier interferencia en la política interna de cualquiera, incluyendo a Estados Unidos. Pero me gusta que suceda ahora.

TBT: Así que los cubanos se preguntan, ¿cuál es la agenda?

CAT: Me gusta una metáfora que me fue presentada por el (ex) presidente de Zambia, Kenneth Kaunda, hace muchos años, en los años ochenta. Estaba describiendo la relación entre Cuba y Estados Unidos. Él dijo: “Carlos, esa es la relación que existe entre la hierba y el elefante. La hierba siempre sospecha que no importa si el elefante está haciendo el amor, haciendo la guerra, tomando agua potable o cabalgando. Él va ha pisotear la hierba Y no le importa.

Eso no es algo que Estados Unidos es el único que hace. Los rusos lo hacen. Los chinos lo hacen. Las grandes potencias hacen lo que quieren. Las pequeñas potencias ofrecen lo que deben.

TBT: ¿Qué ventajas tiene vivir en Cuba en lugar de salir de Cuba? ¿Que hay aquí?

CAT: Creo que la educación y la salud, el orgullo. Orgullo en lo que Cuba ha logrado. Pequeña Cuba, el pequeño David que enfrentó al gran Goliat. El hecho de que Cuba haya ayudado a muchos países. Nelson Mandela diría que el final del apartheid era mucho más importante para Cuba que para muchas grandes potencias que afirmaron haber presionado al gobierno sudafricano del apartheid.

TBT: Entonces, ¿los valores?

CAT: Así que Cuba, está orgulloso. (Pero) es difícil vivir en Cuba. Somos un país sin recursos energéticos por lo que dependemos del mundo exterior de los recursos energéticos. Ahora vamos a depender del turismo y, por supuesto, nuestro mercado turístico natural es Estados Unidos.

TBT: ¿Ha regresado Cuba en ese sentido a la misma posición? Porque en tiempos del (ex dictador Fulgencio) Batista, Cuba era donde los estadounidenses venían a hacer las cosas que no harían en casa.

CAT: Al principio, cuando empezamos a desarrollar el turismo (hace unos 20 años), fue una elección difícil y no sabíamos cómo hacerlo. Tuvimos un momento en el final de los años noventa cuando las cosas comenzaron a salirse de control. No en términos de drogas y delincuencia, sino en términos de prostitución. Hicimos dos o tres cosas ... no fue represión. Estábamos tratando de controlar esas cosas.

TBT: ¿Demasiado turismo quita algo de la dignidad a este lugar?

CAT: No lo creo. Recuerdo un par de canadienses, un tanto izquierdosos, y me dijeron que algo que encontraron en el hotel fue el orgullo de la gente que trabaja en el hotel. Ellos no sienten que están haciendo algo servil. Están muy orgullosos de lo que hacen.

El turismo es complicado, especialmente si se deja entrar a los casinos. El gobierno quiere involucrarse en el golf. No estoy bien con eso porque es otra manifestación de un enclave. Pero, mire lo que está sucediendo en ciudades como La Habana. Primero está la expansión de las casas particulares, estas pequeñas casas privadas (para huéspedes). Tienes los restaurantes, taxistas. Hay un efecto de desbordamiento. Así que tiene beneficios.

Hemos sido capaces de hacer frente a tres problemas que surgieron inmediatamente cuando empezamos a desarrollar el turismo. Uno de los que hablamos, el turismo sexual. Luego el auge de la construcción. Afortunadamente la unión de arquitectos fue muy fuerte en decirle al gobierno que construyera hoteles que se mezclen, lo cual no es difícil porque La Habana es muy ecléctica en cuanto a arquitectura.

Y el impacto ambiental. Hemos desarrollado el turismo de una manera que nos sentimos seguros de que estamos cumpliendo con la regulación que el propio gobierno ha establecido para proteger el medio ambiente.

TBT: Me parece sorprendente de que tiene el CUC (una moneda especial para los turistas). Mientras estoy usando una moneda, la gente que vive aquí usa otra. Eso crea una separación completa.

CAT: Bueno, es extraño. Es el resultado de una política que se estableció en 1993. Pero usted sabe, sucede en todos los países en el sentido de que hay lugares donde sólo la gente de clase alta, sólo las personas con un montón de dinero pueden ir. Hay lugares en Nueva York donde tienes restaurantes de lujo donde tienes que pagar quizás $ 100 por persona o más. Así que no es tan diferente.

Y te diré que, si vas a un hotel cubano en esta época del año, cuando el turismo extranjero decae, lo encontrarás lleno de cubanos.

TBT: Así que su economía mixta está funcionando.

CAT: Deberíamos tener sólo una moneda. Pero el gobierno cubano siempre ha tenido que trabajar en condiciones muy difíciles. Cuba es pequeña. Estamos muy cerca de Estados Unidos. Tenemos dos millones de cubanos que viven en Estados Unidos. Y no podemos tener una relación normal con Estados Unidos.

Si tuviéramos una relación normal, imagínese. Basta con mirar a Canadá. Vemos 1,5 millones, o 3,5 por ciento de la población canadiense. ¿No es eso increíble? Supongamos ahora que con Estados Unidos no es del 3,5 por ciento. Supongamos que es 1,5 por ciento. Eso es entre 4 (millones) y 5 millones de visitantes.

TBT: Y está a sólo una hora de viaje en avión.

CAT: Un viaje en avión de una hora.

Comments