Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
lunes, 25 septiembre, 2017
NOTICIAS LOCALES

¡Venezuela a Consulta Popular!

Por Myriam Silva-Warren y Juan Carlos Chávez

CENTRO Tampa

TAMPA--La venezolana Carmen Pérez llegó a Estados Unidos hace dos años escapando de la crisis interna de su país. Fue una decisión triste. En su nuevo rumbo dejó familia, amigos y la tierra que la vio nacer.

“Cuando me fui ya estaba terrible la situación”, dijo Pérez, quien se estableció en Tampa hace solo dos años pero salió de su país natal hace cinco.

“Mi mamá me dice que pasa tres y hasta cuatro horas en una cola para comprar un pollo. Y cuando llega, muchas veces ya no encuentra nada. Así no se puede vivir”, agregó.

Pérez es una comerciante que, como muchos de sus compatriotas forzados a vivir en el exilio, tuvo que empezar a rediseñar una nueva vida en tierras de libertad. Su arrojo y visión para los negocios trajo buenos resultados. Hoy, Pérez es dueña de Are Pitas, un local de comida típica venezolana, ubicado a pocas calles de la Universidad del Sur de la Florida.

Recientemente Pérez ofreció las instalaciones de su negocio para que se convierta, este domingo 16 de julio, en uno de los puntos de votación de la elección simbólica que la oposición a Maduro está organizando en Tampa. La idea de la elección es enviar un mensaje de rechazo a los apetitos de Maduro de continuar manejando el país a su antojo.

A escala local, miembros de la Casa Venezuela Tampa Bay -una organización independiente de venezolanos que se opone tajantemente al régimen de Maduro- están al frente de esta votación, que contará con cinco puntos electorales en el área.

Los opositores a Maduro están denunciando que las elecciones que el gobernante venezolano orquestó ilegalmente para el 30 de julio constituyen una camisa de fuerza contra el libre ejercicio democrático y la independencia de poderes.

Con la elección del 30 de julio Maduro intentará forjar una Asamblea Nacional Constituyente y obtener una luz verde para reescribir una nueva Carta Magna que se ajuste a su política de cero tolerancia.

A comienzos de esta semana Maduro advirtió que está dispuesto a hacer cualquier cosa por defender la revolución ‘chavista’ y su llamado a elecciones del 30 de julio, incluso amenazó con tomar las armas. Si Maduro prosigue con sus planes para reescribir la Constitución, el gobierno de Venezuela podría no solo verse dramáticamente distinto, sino que la balanza de poderes haría más difícil los esfuerzos de la oposición para reestablecer la democracia participativa.

Mientras tanto, en las calles y en los hogares venezolanos la crisis interna golpea a diario a la clase media y a los menos favorecidos. Las muertes y los saqueos son el común denominador de un país que hace solo tres décadas era un ejemplo de bonanza económica en la región.

La ola de protestas contra Maduro ha teñido de rojo las ciudades del país entero. El número de personas fallecidas en las protestas y saqueos casi duplica la cifra registrada en 2014, donde más de 40 venezolanos murieron. Tras casi más de 100 días de protestas antigubernamentales en las calles de Venezuela, estas han dejado un saldo de 91 muertos, al menos 1,400 heridos y más de 500 detenidos. Este panorama, según indicaron activistas y opositores entrevistados por CENTRO Tampa, es el resultado de un gobierno que no escucha los pedidos de cambio y desconoce el clamor de una consulta popular con todos los requisitos que exige la ley.

Los actos de violencia generalizada son la radiografía de un país que deambula sin un rumbo certero, de acuerdo con activistas locales. Los líderes opositores apuntan a grupos armados pro-oficialistas, conocidos con el apelativo de ‘colectivos’ como responsables de las muertes. El oficialismo, a su vez, responsabiliza a jóvenes supuestamente pagados por la oposición como el motor de la violencia callejera y los desmanes públicos. Pero la realidad indica que la mayor parte de los fallecidos han sido jóvenes y estudiantes identificados con el frente opositor.

Las voces de quienes alegan que el gobierno de Maduro no valora la democracia ni respeta los derechos humanos están seguros que se harán escuchar. Dentro y fuera de Venezuela, el movimiento opositor contra Maduro exige elecciones con plenas garantías y un plebiscito o consulta popular para preguntar a los venezolanos si apoyan o no la redacción de una nueva Constitución impulsada por Maduro.

Los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente serán elegidos el 30 de julio. En este marco de acción, la oposición no presentó candidatos. Argumentaron que el presidente venezolano no efectuó un referendo previo, tal como lo indica la Constitución.

El movimiento contra los intentos de Maduro de seguir perpetuándose en el poder ha tocado la fibra de ciudades en el mundo, unidas por el clamor de libertad del pueblo venezolano.

El domingo los puntos de votación estarán abiertos de 9am a 4pm. El requisito para votar es ser mayor de 18 años y tener a la mano la cédula de identidad venezolana, partida de nacimiento o pasaporte (vigente o vencido). Los organizadores afirmaron que, ya sea residente o turista de Estados Unidos, ‘es deber del venezolano que su voz, en contra de la Constituyente, se oiga’.

Norma Camero Reno, una de las fundadoras de la Casa Venezuela Tampa Bay y ferviente impulsora de la votación del 16 de julio, dijo que la consulta dominical será transcendental frente a los intentos de un gobernante que insiste en desconocer la actual Carta Magna. El 16 de julio se cumplirán precisamente 100 días de las movilizaciones contra el gobierno de Maduro.

“La Constitución dice que solo el pueblo soberano puede llamar a una constituyente y el presidente dijo: ‘Nosotros no tenemos por qué preguntarle al pueblo; el pueblo somos nosotros’”, recordó Camero.

Agregó que la votación, aunque simbólica, es vital, ya que demostrará a la comunidad internacional que la gran mayoría de los venezolanos no apoya al régimen de turno, sino que apuesta por un nuevo curso de acción democrática que resuelva la crisis imperante.

En términos económicos no hay duda de que Venezuela requiere un salvavidas para salir de su estancamiento. De hecho, se tiene previsto que la economía de Venezuela decrezca 8% este año, según el Fondo Monetario Internacional, y la inflación llegue a alcanzar cuatro dígitos, de acuerdo con cifras y pronósticos de analistas independientes. Las encuestas no gubernamentales indican también que al menos 75% de los venezolanos quieren que Maduro se vaya del gobierno.

Camero dijo que la consulta dominical tomará el pulso a un estado de descontento generalizado. La activista precisó que los resultados de la consulta simbólica se darán a conocer el mismo día.

La boleta presentará tres preguntas de rigor: una referida al hecho de si el votante rechaza o apoya el llamado a una nueva Constitución, otra sobre si considera que las Fuerzas Armadas deben salir a defender la actual Carta Magna y, finalmente, si el elector está dispuesto a apoyar el curso de elecciones libres y transparentes.

Camero se mostró confiada del respaldo de la oposición.

“Nunca en la historia de este condado (Hillsborough) los venezolanos habíamos estado más unidos; y nos unimos por el artículo 350 de nuestra Constitución, porque es nuestro deber defenderla”, indicó Camero. “Al final de la jornada del 16, haremos el conteo, sacaremos copias y todo lo enviaremos a Miami, inmediatamente”.

En Miami está previsto que COVENEX, es decir, la Comisión para los Venezolanos en el Exterior, se encargue de recibir los resultados y realice el conteo general.

Bajo el paraguas de las iniciativas del movimiento opositor venezolano, el pulso de la situación tomó un giro imprevisto cuando el reconocido dirigente opositor Leopoldo López fue ‘beneficiado’ con la figura del ‘arresto domiciliario’, luego de haber pasado tres años en una prisión militar.

Al celebrar el beneficio que recibió López, la coalición de la Mesa de la Unidad Democrática indicó, en un comunicado, que la medida, que consideró “parcial”, fue resultado de “la insistente presión de calle que han ejercido los venezolanos desde hace ya 100 días, y de la solidaridad internacional para con nuestra lucha”.

José Miguel Vivanco, director para las Américas de la organización activista Human Rights Watch, consideró que la liberación de López es una señal de que las masivas protestas callejeras, así como las exhortaciones de los líderes democráticos de toda América Latina para poner fin a la represión, están teniendo un impacto.

“Esta es una capitulación importante del gobierno venezolano”, agregó Vivanco, desde Washington DC.

En Tampa, activistas venezolanos se mostraron expectantes sobre lo que ocurrirá, a nivel político, en el corto y mediano plazo.

Javier Torres, uno de los miembros y fundadores de la Casa Venezuela Tampa Bay, dijo que el encierro que sufrió López fue cruel e injusto.

“Pienso que no hay nada que celebrar, Leopoldo sigue siendo un preso político. El gobierno ha intentado una jugada para calmar la presión social y, a la vez, hacer creer a la oposición que existen negociaciones ocultas con algunos líderes de la resistencia, buscando quebrar la unidad”, comentó Torres. “Afortunadamente un manejo impecable y bien enfocado de la oposición, con un mensaje claro para derrotar la constituyente fraudulenta de Maduro, sigue en pie y más firme que nunca”.

Sobre el proceso electoral del 16 de julio Torres dijo que será un acto ejemplar.

“Los que estamos en el exilio debemos dar el ejemplo, debemos apoyar a nuestros héroes que están dando la batalla en las calles de Venezuela y ofrendando hasta sus vidas por todos nosotros”, indicó Torres. “Esta consulta del 16 es la diferencia entre el civismo y la barbarie, entre el oscurantismo y la luz, entre la libertad y el yugo”.

Vicky Fulop, reconocida opositora venezolana, sostuvo que el esfuerzo del movimiento opositor no caerá en saco roto.

“El régimen de Maduro tiene las horas contadas. Esta consulta popular va a demostrar que el pueblo no está con Maduro. La gente que ama la democracia está obligada a defender la Constitución”.

Sobre el arresto domiciliario de López, Fulop lo calificó de cortina de humo.

“Se hizo para que la atención se desvíe a otra cosa, pero obviamente no lograron mucho ya que el pueblo sigue en sus esfuerzos por la libertad”, dijo Fulop. “Venezuela es un país secuestrado. Su secuestro es igual a lo que vive López”.

Puntos de votación para Consulta Popular

Domingo 16 de julio, de 9 a.m. a 4 p.m.:

Are Pitas restaurant, 2734 University Square Drive, Tampa

Players School of Music, 923 McMullen-Booth Road, Clearwater

Dollar to Go, 3248 Lithia Pinecrest Road, Valrico

Early Childhood Learning Center, 3135 Airside Center Drive, Lakeland

Los Chamos Latin Market, 3801 McIntosh Road, Sarasota

Comments