NOTICIAS LOCALES

Generación de reporteros hispanos y bilingües

TAMPA -- Marisela Burgos se mudó hace poco más de dos años a Tampa para trabajar en el canal ABC y cubrir las noticias, en inglés, para el público local.

Fue una decisión con la que inmediatamente se sintió cómoda y por varias razones.

A Burgos, nacida en Puerto Rico, le llamó la atención la diversidad que caracteriza a Tampa, su historia y la posibilidad de enriquecer su trabajo periodístico y tener más fuentes de información gracias a su dominio del español. Léase bilingüismo.

“Es un orgullo poder hacerlo y encontrarse con una comunidad tan interesante”, dijo Burgos, de 33 años, en una entrevista reciente con CENTRO Tampa.

Burgos es una periodista joven y bilingüe que forma parte de un grupo altamente capacitado de profesionales de origen hispano que trabaja en el salón de prensa de ABC en diferentes horarios y especialidades de cobertura.

El compromiso y la dedicación que siente Burgos por la prensa nació de la mano de su interés por conocer las historias de las personas y sus comunidades.

“Siempre me encantó hablar con gente, hacer preguntas y conocer la historia de una comunidad”, dijo Burgos. “Pero creo que ese interés empezó desde muy pequeña porque mi padre me decía que hablaba mucho y quería estar en todo”.

La periodista agregó que la facilidad del dominio de dos idiomas -inglés y español- le da una mayor flexibilidad cuando se trata de recoger más fuentes y tomar nota de las preocupaciones de un sector específico de la comunidad.

“En realidad uno nunca sabe, cuando empiezas una historia, si habrá alguna fuente hispana. Pero creo que siempre está la posibilidad, sobre todo en Tampa”, explicó Burgos. “Por eso, si llego a un lugar y escucho a gente hablando español, inmediatamente hablo español, me presento y digo mi nombre. Creo que la gente se siente más cómoda si no puede hablar inglés”.

Como ella también está la reconocida periodista cubana Isabel Rosales, y la boricua Brendaliss González, de 32 años y quien vivió con su familia inicialmente en Orlando.

González, dijo que su pasión por el periodismo y las comunicaciones fueron al mismo ritmo que su interés por escribir e interesarse por las noticias desde que era una estudiante de escuela secundaria.

“En ABC y aquí en Tampa tengo ocho meses”, dijo González. “La comunidad latina está creciendo y es creo que en este trabajo te sirve hablar español. Abre puertas y la gente se siente más confiada”.

En conjunto, la presencia de profesionales latinos de la información con un conocimiento más integral, dinámico y real del acontecer local (en cadenas y televisoras de Estados Unidos que están a la vanguardia del entretenimiento y las noticias, como ABC) no es antojadiza.

De hecho, cada vez más canales y emisiones de noticias en inglés están ampliando su mirada y capacidad de cobertura sin hacer a un lado la presencia de los hispanos y su rol en la comunidad.

El fenómeno de la diversidad ha ido ajustando las clavijas de un mercado televisivo que ahora debe hacer frente al desarrollo de nuevas tecnologías y plataformas. El desarrollo tecnológica y la multiplicidad de nuevas fuentes informativas y en tiempo real, exige que las televisoras conozcan con más detalle no solo su mercado sino también el perfil de sus televidentes y de las personas que los sintonizan.

Tampa no es la excepción a la regla.

En los recientes 20 años la conformación de su vecindarios y suburbios ha ido cambiando ha pasos agigantados por el arribo de una ola migratoria consistente y el establecimiento de familias que han dado el salto desde Colombia, Puerto Rico, Cuba y Venezuela, entre otros.

La diversidad en las comunidades también se ve reflejada en la participación y presencia de anunciantes que, no hace mucho, no se veían en las pantallas estadounidenses.

Una rápida asimilación de estos inmigrantes en ciudades como Tampa, Orlando y Miami no ha ocurrido en vano, ya que una parte nada despreciable de los hogares de los televidentes de estas televisoras son bilingües, de acuerdo con estudios de mercadeo y consumo de medios hechos por Nielsen, una consultora especializada en la industria.

El campo de acción favorece a que cada vez más hispanos bilingües sintonizen televisoras en inglés. Un ingrediente que a muchos periodistas los anima y, al mismo tiempo, les abre las compuertas para adentrarse más al desarollo y la cobertura de noticias que impactan a una comunidad.

Rosales dijo que esa variante ha marcado la diferencia en los canales de televisión y las noticias.

“Creo que las televisoras americanas se han dado cuenta que esta comunidad está presente”, comentó Rosales, de 24 años.

En su nueva agenda de trabajo Rosales empezó a reportar noticias del área de West Tampa. Asimismo le asignaron la cobertura de información sobre la comunidad hispana y los asuntos migratorios.

Rosales destacó el hecho que la dirección de la sala de noticias del canal ABC se preocupa y trabaja consistentemente por mantener una cobertura integral de lo que acontece en la comunidad. Esa pluralidad, agregó Rosales, se refleja también en el mismo cuerpo y perfil de los periodistas que integran el equipo noticioso.

“Es realmente importante que tengamos periodistas que puedan hablar inglés y español y que puedan relacionarse más con las comunidades”, dijo Rosales, quien llegó desde Cuba junto con sus padres, dos ingenieros civiles, cuando tenía seis años de edad.

Comments