NOTICIAS LOCALES

Excelencia académica ilumina el futuro de estudiante cubana

TAMPA -- Melissa Torres tiene más de un objetivo y sueño en la vida. Uno de ellos, a sus 18 años de edad, es graduarse con honores en la Escuela Secundaria Leto. Su esfuerzo trajo resultados: Lo hará a fines de mayo con calificaciones que la han posicionado en la lista de los 10 mejores alumnos de su promoción.

Otra meta acaba de ser cumplida hace solo un par de semanas: graduarse con notas sobresalientes en los cursos de nivel superior bajo el marco de un ‘programa de matrícula dual’ entre la academia colegiada de su escuela y el Hillsborough Community College (HCC).

Torres, quien llegó de Cuba cuando tenía no más de tres años de edad, reconoció la oportunidad de la matrícula dual como una herramienta importante en su preparación para el futuro.

“Me siento muy afortunada y contenta con lo que he logrado”, dijo Torres en una entrevista con CENTRO Tampa. “Soy la hija única y creo que es importante tener aspiraciones. Mis padres me han apoyado en todo desde que llegamos de Cuba”.

Torres es parte de un grupo de alumnos con buenas calificaciones que accedieron a un programa piloto del llamado Leto High School’s Collegiate Academy. Torres se graduará junto con un grupo conformado por 244 alumnos. El proximo año escolar Leto planea incluir en el programa a otros 125 estudiantes.

Entre los requisitos están tener un puntaje académico de 3.0 o más en cursos secundarios mientras están en la escuela intermedia. La idea es que los alumnos con calificaciones destacadas puedan adelantar estudios superiores. Al finalizar el programa reciben créditos educativos que pueden validar, o transferir, al HCC. La fórmula es respaldada por el distrito escolar y activistas que favorecen el uso de más herramientas y propuestas que consoliden una educación de avanzada.

De acuerdo con las autoridades educativas de la academia colegiada de Leto, los estudiantes tienen la oportunidad de obtener un título Asociado de Artes (A.A.) a través del HCC, además de su diploma de escuela secundaria.

El programa respalda a los estudiantes seleccionados a que tomen cursos superiores y sin costo algunos durante la jornada escolar. Los alumnos no sólo acceden a un marco de preparación académica más complejo, sino a otros tipos de ‘conocimientos universitarios’, según las autoridades de Leto, como la gestión de rutinas de estudio y la preparación para pruebas y exámenes académicos de rigor.

Los estudiantes son guiados para manejar el ritmo y las expectativas de los cursos universitarios y adquirir visión sobre el uso de recursos y apoyo educacional, como consejeros universitarios y representantes del circuito académico asignado. Los programas de ‘matrícula dual’ en escuelas secundarias, como Leto, no solo alientan a la población estudiantil a tomar cursos de un nivel más avanzado. También les ofrece la oportunidad de ir dando pasos certeros en sus estudios, acortar el tiempo para obtener un título o certificado universitario, enriquecer sus experiencias como alumnos y graduarse con notas que son parte de su expediente académico.

El programa abre las puertas a una mayor inclusión de estudiantes con notas sobresalientes y aspiraciones que van de la mano de una educación de otro nivel. Para muchos estudiantes, económicamente menos afortunados, la oportunidad es única ya que están exentos de pago. Incluso muchos son los primeros en su familia en cursar estudios superiores.

Sean Hensley, profesor y líder de la academia colegiada de Leto, destacó la madurez y los logros alcanzados por alumnos como Torres.

“Melissa es una estudiante muy inteligente y capacitada. Ella es sorprendente porque está logrando muchos pasos y avances en su vida”, dijo Hensley. “Tiene la entereza y la concentración necesarias”.

Lecciones de vida que Torres aprendió de primera mano con el ejemplo de sus padres, un matrimonio cubano que se estableció aproximadamente hace 15 años y que trabajó a tiempo completo para darle a su hija las mejores oportunidades.

La madre de Melissa, Maelys Torres, dijo que el sacrificio valió la pena.

“Ella se lo ha ganado con su esfuerzo y dedicación por el estudio”, comentó. “De niña Melissa era muy despierta, atinada y con ganas de aprender. Nunca nos ha dado ningún tipo de preocupación y la hemos ayudado en todo lo que hemos podido porque nosotros somos inmigrantes y nuestro inglés es bien poquito en comparación con el de ella. Estamos muy orgullosos”.

Comments