Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
domingo, 22 octubre, 2017
NOTICIAS LOCALES

Cruzada de solidaridad en apoyo de iglesias cubanas en Manzanillo

TAMPA -- En Cuba no solo el ciudadano de a pie atraviesa dificultades debido a las carencias en la isla. Las iglesias también viven su propio drama por la falta de recursos.

Para aliviar de alguna manera las necesidades que se presentan sobre el terreno e ir al encuentro de los centros religiosos que requieren una mano amiga, un grupo de cubanos en Tampa organizará un encuentro para recaudar fondos. El objetivo: las iglesias en Manzanillo, ciudad ubicada en el este cubano.

El encuentro llamado ‘Una noche cubana de esperanza’ se realizará el sábado, 22 de abril, de 6:30pm a 9pm, en la Iglesia Saint Patrick’s, ubicada en el 4518 S. Manhattan Avenue.

La iniciativa enmarcará una subasta de arte cubano y piezas típicas de la región. También habrá rifas, vinos y música de ocasión, según explicó José Miguel Remón Varela, uno de los principales organizadores del evento.

Remón Varela es un empresario local y autor del libro ‘Puerto Real del Manzanillo: Apuntes y postales hasta 1950’. Durante la actividad, abierta al público en general, se ofrecerán ejemplares del libro, autografiados por Remón.

El libro aborda el nacimiento y desarrollo de Manzanillo partiendo de un proceso de investigación en el manejo de datos y referencias históricas. La obra resume una colección de documentos y cientos de postales sobre Manzanillo que, el propio Remón, fue adquiriendo con los años.

Para asistir al evento ‘Una noche cubana de esperanza’ solo tiene que hacer una donación de $25 por entrada. Hay también boletos de $35 que incluye degustación de vinos de alta calidad.

Remón dijo que el esfuerzo para ayudar a las iglesias de Manzanillo se suma a los grandes sacrificios que deben hacer los residentes locales en Cuba para sacar adelante los centros de oración, capillas e iglesias mayores.

En una entrevista con CENTRO Tampa, Remón valoró la importancia de solidarizarse con las iglesias en Cuba y sus feligreses.

“Imagínate que, durante la semana ,solo se reúne, con mucho esfuerzo, alrededor de $20 en donaciones. Con tanta necesidad y los precios altos del mercado, ese dinero no alcanza para mucho. Si no fuese por la ayuda de personas y organizaciones que están fuera de Cuba sería muy difícil para las iglesias seguir avanzando”, dijo Remón. “Hay mucha necesidad también con la gente mayor y los programas sociales de las iglesias. Ellos necesitan recursos para promover sus programas, así como libros, que no se encuentran”.

La religión en Cuba es un tema que por años ha generado polémica en las autoridades de la isla y ha puesto trabas en materia de política exterior. De hecho, actualmente el gobierno del presidente Donald Trump puso a la libertad religiosa como un pilar para desarrollar una nueva política hacia Cuba. Las exigencias de la administración Trump van de la mano con denuncias de grupos internacionales quienes han acusado a Cuba de poner trabas y dificultades a los creyentes, especialmente a los evangélicos, y destruir sus instalaciones, sobre todo cuando hay problemas con los permisos de urbanización y construcción de nuevas sedes.

De acuerdo con reportes informativos de periodistas independientes en Cuba, las iglesias -incluida la Católica- desarrollan una acción social importante que va de la capacitación a campesinos, al apoyo a la ciudadanía en caso de desastres naturales y la protección a los enfermos, según un reporte de la agencia AP.

Expertos en el tema de la religión en Cuba afirman que en la isla hay católicos, evangélicos, metodistas, bautistas, y miembros de la Asamblea de Dios, un grupo pentecostal que, a comienzos de la década de 1990, sólo tenía unos 10,000 fieles.

En la década de los noventa se dio una apertura religiosa en Cuba que se tradujo tanto en la visita de tres Papas como en la apertura de templos ortodoxos y el surgimiento de espacios evangélicos. Además, el gobierno cubano comenzó a devolver instalaciones a la Iglesia católica.

En la actualidad los evangélicos, católicos, judíos, musulmanes y creyentes afrodescendientes, entre otros, interactúan con la Oficina de Asuntos Religiosos del Partido Comunista y reciben su estatus legal del Ministerio de Justicia.

Haciendo a un lado las diferencias políticas, los organizadores del encuentro ‘Una noche cubana de esperanza” en Tampa esperan reunir suficientes fondos que ayuden a las iglesias, grupos mayores y jóvenes vinculados a centros religiosos.

En ese sentido Remón dijo que es importante apoyar las actividades de las iglesias y parroquias para que, poco a poco, más cubanos se integren a los trabajos y programas que se manejan independientemente. Dijo también que espera que las autoridades entiendan mejor el trabajo y los objetivos de las iglesias locales en Manzanillo.

“Porque a pesar de los pasos que se han dado en materia religiosa, hay muchas cosas que pasan y que no deberían ocurrir”, añadió Remón.

Remón dejó Cuba y Manzanillo durante la efervescencia del Éxodo del Mariel, el 20 de mayo de 1980. Salió de la isla junto con su padre y una hermana pequeña.

Como cubano y miembro de la comunidad local en el exilio, Remón dijo no perder las esperanzas de que en la isla se vayan afirmando nuevos caminos de acción.

“Esperamos que, poco a poco, el gobierno cubano vea la necesidad que hay para que las iglesias puedan seguir participando y sigan generando ayuda a beneficio de la sociedad civil y de los necesitados”, sostuvo Remón.

Comments