Alquimia Espiritual

Alquimia Espiritual

¡Amados Hermanos de Luz!

Me Escribe Carolina W: “Llegué a este país hace unos años con mi esposo y mi hija, estuvimos trabajando juntos y llenos de esperanza. Aunque siempre pesaba sobre mí la responsabilidad, ya que él no trabajaba mucho. Asumí la responsabilidad y hasta me dediqué a sacar una carrera. Él me abandonó hace cuatro años por otra más joven que yo, un buen día regresé a casa y no estaba, no supe de él hasta mucho después. Hoy me restriega en mi cara por una red social su hazaña. Tengo malas ideas y profundos deseos de destruirlo por malo, cobarde y mediocre. Él me debe a mí lo que es, es un desagradecido. Ayúdeme por favor”.

Carolina W: Cuando una relación se rompe siempre hay “culpables” así se catalogan y se comienzan a sacar cosas que mientras la relación existía era lo ideal, palabras, acciones y solidaridad en la construcción de la base de la edificación...Pero basta que se ruede una teja y comienzan las emociones tóxicas que conllevan a lo más negativo, que aun en la mejor de las intenciones de una reconciliación, la confianza y el afecto ya están resquebrajados. Para lo cual se requiere una potente disposición de perdón, claridad de la relación, honestidad y sinceridad necesaria hasta para separarse.

Observo tus expresiones, las respeto y las analizo de mucha rabia y terrible nociva frustración. Lo que no entiendo es cómo después de tanto tiempo anides en ti esas emociones tóxicas.

Tu relación en su tiempo se nutrió de lo que es la ley de vida. El amor, el compartir, la solidaridad y el caminar juntos en proyecto de vida. Todo cuanto damos es parte de ese proceso además del proceso de nuestro propio crecimiento espiritual. Tu esposo además de todos los hoy adjetivos descalificativos que expresas, tenía algo o muchos adjetivos positivos, lo cual te permitió enamorarte e unirte a él y recibir la bendición de concebir una hija, hoy una señorita.

Nadie nos debe, a nadie le debemos, estoy refiriéndome al nivel de pareja. El agradecimiento es hermoso y no somos jueces para juzgar a una persona que toma una decisión por incomprensible que sea como un desagradecido. Además, al dar dejamos ir y el universo conspira y te lo devuelve sea bien o mal.

Mi orientación es que comiences a desintoxicarte, te revises y pongas la experiencia en orden. Cuándo, por qué y para qué. Prepara un plan de vida, cuatro años es mucho tiempo guardando rencor, rabia y odios. Se producen enfermedades biológicas, se crea un aura negativa capaz de alejarte de todo lo que te pertenece recibir, pero que tú alejas. Prepara la limpieza de tu alma y la reafirmación de tu espíritu.

No tienes derecho a destruir a nadie, eres un ser lleno de capacidades, tienes tu hija, una profesión, desecha las emociones toxicas. Y recuerda lo más hermoso, las buenas vibraciones atraen buenas vibraciones.

Estoy a tu lado si deseas retomar el hoy para reconocerte internamente y darte el maravilloso valor que tienes. Ante cualquier desbalance de la vida antes de echar toda la culpa a alguien revisémonos y encontraremos si es una responsabilidad compartida o realmente fuimos víctima de una experiencia de segunda mano.

¡Dios los bendiga!

Raquel.

Comments