Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
jueves, 19 julio, 2018
ZONA ROSA

Rawayana en su mejor frecuencia musical

Por Juan Carlos Chávez

CENTRO Tampa

TAMPA-- Arrancó en el 2009 experimentando con letras y sonidos que brotaban como si fuesen una revelación del momento y la coyuntura del país.

Integrada por Alberto Montenegro, Antonio Casas, Andrés Story y Alejandro Abeijón, todos oriundos de Caracas, Rawayana se caracteriza por la fusión de distintos ritmos y géneros musicales. Una frecuencia que, en líneas generales, mantiene un sonido muy caribeño y con una fuerte influencia de reggae.

Rawayana lanzó su álbum debut en el 2011 y lo tituló ‘Licencia para ser libre’, un disco modesto frente a otras grandes producciones del mercado, pero que presentó al mismo tiempo una propuesta fresca e ingenua, algo que logró llamar la atención de los jóvenes y la industria hispana.

Dos años después de ese lanzamiento experimental y nada tímido, la banda editó su segundo larga duración bajo la producción de José Luis Pardo y Rafael Greco. Lo llamó ‘Rawayanaland’. El disco, grabado entre la ciudad de Nueva York y Caracas, mostró una faceta depurada y canciones algo más

ambiciosas y ejecuciones pulidas, tal como se indica en la biografía del grupo. Este paso les ayudó a firmar un acuerdo con el sello disquero Brocoli Records, de Miami. Posteriormente llegaría la tercera entrega llamada ‘Trippy Caribbean’, un disco que sirve actualmente de marco para su gira por Latinoamérica y Estados Unidos.

Recientemente Rawayana fue nominado a los Latin Grammy en la categoría ‘Mejor Nuevo Artista’.

CENTRO Tampa conversó telefónicamente con Montenegro, uno de sus fundadores, desde Caracas, sobre la evolución y aspiraciones de la banda.

CENTRO Tampa (CT): ¿Muchos quisieran saber cómo nació el grupo y por qué escogieron este nombre?

Alberto Montenegro (AM): El origen y nombre es inventado por nosotros. Comenzamos nuestra carrera con un imaginario donde invitamos a nuestros seguidores y a quienes escuchan nuestra música a proponer en un lugar, Rawayana, sus ideas e iniciativas. Significa un espacio donde invitamos a las propuestas y creemos que nuestros discos están relacionadas con esas ideas.

CT: ¿Es verdad que empezaron como si fuese un experimento?

AM: Nosotros hacíamos chistes entre amigos y en la medida de eso cambiábamos letras. Pero a medida que íbamos sacando música en tarima y nos presentábamos con gente reconocida en la industria venezolana, nos decidimos a estudiar realmente música y mejorar como ejecutantes. Ha sido un proceso.

CT: ¿Fuiste uno de los fundadores?

AM: Con Tony fuimos los fundadores al principio y luego fueron integrándose los demás. Nosotros somos una banda de ocho personas, pero también un grupo de trabajo con diseñadores, creativos y demás, dentro de todo lo que la gente puede ver, somos muchos, y no solo unos cuantos.

CT: Explícanos cómo ha sido el desarrollo musical del grupo.

AM: Entre el 2001 y el 2012 aparece nuestro disco debut. Fue modesto en su presentación porque fueron las primeras canciones que escribíamos. Nos prestaron un estudio y creo que no eramos músicos profesionales. Si lo escuchas, con atención, está repleto de errores pero de una identidad que, gracias a este disco, fue escalando. Nos dio la oportunidad de tocar con gente y grupos gigantes. Ya para el segundo disco entendimos mejor esto de la música, de estar en el estudio y creo que evolucionamos de manera rápida en ese sentido. Modesto porque era un grupo de músicos en su hobby.

CT: ¿Los ha tocado la situación política y social del país?

AM: La crisis política en Venezuela nos ha afectado. Somos un banda que además surgió en medio de la crisis. Nuestra plataforma digital está en mayoría fuera de Venezuela. Y es que el control de la industria está a cargo de un monopolio y nosotros, por no estar de acuerdo con eso, no vemos nada. Los locales nocturnos cierran por la inseguridad y el bajo poder adquisitivo. Los conciertos lo hacemos nosotros con nuestro dinero y disquera. Así hemos crecido, contra viento y marea. La crisis afecta en muchos aspectos, y ahora que estamos de gira es interesante ver lo que hemos logrado.

CT: Sin embargo ,hay artistas que se mueven con más soltura en el mercado venezolano y en medio de la crisis como Óscar D’León, por ejemplo.

AM: Óscar es una institución, una persona que creció en un contexto diferente al de nosotros. Nosotros venimos de una Venezuela en la que se vive en la mediocridad debido al chavismo y porque el tema político se plantea de manera distinta. Yo tengo 28 años y, como te digo, son épocas diferentes. A mí me gusta hablar de la situación porque encuentro necesario que en otros paises se sepa lo que está pasando en Venezuela. La gente, lamentablemente, tiene que aprender de sus errores.

CT: ¿Qué sello les pondrías a tus canciones? ¿Son contestatarias?

AM: Nuestras canciones son un escape para la gente. Nosotros hemos funcionado así y ha sido nuestro rol en la sociedad porque para poder pensar tienes que hacer a un lado el pensamiento político. Somos un escape para la gente que no vive con normalidad porque la política influye en todo. Nosotros nos preocupamos más por lo social y lo que nos afecta a nosotros y no a un grupito de políticos. De una manera hemos aportado a nuestra gente. Venimos de una coyuntura política y social muy distinta a la que ha vivido una persona en otro país.

CT: ¿Cuéntanos cómo se dio la colaboración de Natalia Lafourcade en el segundo disco de Rawayana?

AM: Ese disco lo hicimos en Caracas con Rafael Greco, músico genial, y la parte de Nueva York con José Luis Pardo, amigo de Natalia. Ella aceptó hacer una canción con nosotros y el resultado fue muy satisfactorio. Estamos agradecidos porque es un disco interesante e intenso.

CT: ¿Cómo asumen las nominaciones y los premios de la industria?

AM: Son importantes pero no trabajamos para ganar premios. Nos han permitido viajar y conocer, pero cuando hacemos música queremos que se conecte con la gente. Los premios son el reconocimiento de la industria. En ese sentido se agradece, pero la música de nosotros no depende de premios. De alguna u otra forma nuestra misión es hacer música desde el corazón y de la manera más honesta posible.

Para más detalles del grupo visite Rawayana.com

Comments