Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
domingo, 22 septiembre, 2019

Bendecida para actuación

TAMPA - La colombiana Kimberly Reyes tiene todas las facultades y características para seguir consolidándose en el mundo del entretenimiento. Porque además de ser actriz, y de las buenas, es también modelo, presentadora de televisión y emprendedora, es decir, de aquellas que entran al mundo empresarial para no quedarse en el intento.

Reyes, a sus 31 años, es el rostro de Yésica Beltrán, conocida como “La Diabla” en la nueva serie ‘El final del paraíso’. Y lo hace asumiento el rol de una mujer calculadora quien entra infiltrada a la DEA con una nueva identidad (Valeria Montes) con el propósito, nada sublime, de destruir a Catalina Santana para darle fin a la rivalidad que dio pie a la historia original, la archipopular ‘Sin senos no hay paraíso’, lanzada hace más de diez años.

Reyes tuvo que asumir el protagónico de una mujer que, además de dominante y frívola, decide cambiarse de rostro porque entiende que la única forma de sobrevivir es traficando. En la historia llega también a ser la primera Dama de Colombia gracias a su nuevo físico y la identidad que asume para alcanzar sus propósitos.

Esta no es la primera primera vez que Reyes, mujer versátil y decidida, toma la posta y encara roles que le exigen un temperamento que está muy lejos de su personalidad afable y bonachona.

Sus seguidores la recordarán, sin duda alguna, como Lucía Arjona en la telenovela ‘Diomedes, el Cacique de La Junta’; o como Heidi Tatiana en la telenovela ‘Casa de Reinas’.

Su estrellato en la pantalla chica no es reciente pero definitivamente se fortaleció en los últimos años, sobre todo cuando se unió a la tercera temporada de ‘Sin Senos sí Hay Paraíso’ desde los últimos capítulos y de la mano de Telemundo.

CENTRO Tampa conversó con Reyes vía telefónica y desde su ciudad natal, Barranquilla, aprovechando que la actriz descansaba unos días junto a los suyos. Esto fue lo que nos dijo.

CENTRO Tampa (CT): Después de tantos proyectos y horas de grabación, ¿cómo vienes pasando este momento de tu vida, es decir, tomando un respiro de la televisión y las cámaras?

Kimberly Reyes (KR): Muy bien pero ya casi me estoy regresando a Bogotá para continuar haciendo algunas cositas que tengo pendientes. Creo que me queda no más de una semanita para seguir disfrutando de la ciudad y de mi familia.

CT: Más de uno se pregunta ¿qué le gusta hacer a una actriz como Kimberly Reyes para desintoxicarse de los apuros de los rodajes y la presión que imponen los estudios de grabación?

KR: Bueno, me encanta salir a cenar con mi esposo. Cuando hay jornadas de grabación muy largas, casi como que no tenemos una vida social como cualquier otra persona, de manera que valoramos esos momentos. Y si no es una cena me gusta caminar en la playa, viajar y compartir con mi familia. El tema de los productos de belleza es también algo que me interesa mucho y siempre estoy capacitándome porque me encanta.

CT: No hace mucho que te casaste con Federico Severini. ¿Cómo va tu relación? tomando en cuenta la intensidad de los trabajos en los que estás envuelta

KR: Estoy muy contenta. Ya son cuatro años de matrimonio. Nos casamos por lo civil en Las Vegas y por la iglesia en octubre pasado con la asistencia de toda la familia y los amigos. Lo de Las Vegas fue una idea que salió como novios porque llevábamos ocho meses juntos. Fue algo divertido, pero horas antes de casarnos me pidió la mano, así que nos terminamos casando ‘comprometidos’.

CT: ¿Cómo te sientes a estas alturas de tu carrera y en un momento muy favorable para seguir creciendo en el ámbito profesional?

KR: Me siento muy feliz porque cuando haces tu trabajo con amor y dedicación, las cosas se materializan. Hay pasión y amor en una labor muy grande. La gente está muy satisfecha. Me siento afortunada y feliz, por supuesto, de ser parte de un proyecto que la gente recuerda mucho, y sobre todo ahora, en una serie que ya es el final del paraíso. Son muchos años de recorrido y el solo hecho de que me hayan llamado para ser parte, representa algo muy especial.

CT: ¿Cuál fue el punto más complejo de este personaje que desarrollas en la serie?

KR: Bueno, la verdad es que son muchas cosas porque tuve que asumir cambios físicos, como sabes, y adoptar la personalidad de un personaje que ya estaba construido. Fue complicado porque el resultado final tenía que lograr una magia determinada para que el televidente asuma y crea el hecho de que el personaje, a pesar de su cambio de rostro, seguía siendo la misma persona.

CT: Me contabas que no fue un plan detallado o fríamente calculado lo que te llevó a la actuación. ¿Cómo se dio este giro?

KR: Comencé a los 19 años en el mundo del modelaje, pero la actuación no fue algo que busqué. Debo decir que fue un golpe de suerte, algo que Dios me puso en el camino porque recuerdo que me llamaron de una academia de televisión para un personaje en la ‘bionovela’ de un cantante colombiano. Mi sorpresa fue que se trataba de uno de los personajes principales. Así que, cuando entré a trabajar, nunca lo había contemplado como algo que se convertiría en una profesión. Pero desde el primer momento que pisé el estudio de grabación, me emanoré de esta carrera.

CT: Si no te hubieses dedicado a la actuación, ¿qué estaría haciendo ahora? KR: Creo que estaría trabajando a tiempo completo como empresaria en mi línea de productos de belleza porque es algo que me apasiona y sigo desde que era una niña. Creo que nunca lo hubiese dejado de lado porque también estudié diseño de modas. Eso creo que es una puerta que, con seguridad, estaría desarrollando y trabajando en ello.

CT: ¿Piensas viajar pronto a Estados Unidos?

KR: Sí. será muy pronto porque porque tuvimos muy buena acogida con el personaje, así que definitivamente me verán por allá.

Para saber más sobre la actriz Kimberly Reyes visite @kimberlyreyesh en Instagram

 

***

MÁS NOTICIAS: https://www.centrotampa.com/ce/entertainment/

 

Comments