Opiniones

Si yo fuera Ivanka

Ganas no me faltan e imagino que a muchas también. Solo el mirar el glamour con que se desenvuelve, las reverencias a su paso y las oportunidades en su vida, son muestras claras de que nació para brillar. Pero, ¿qué es lo que está detrás de ella? ¿Su vida será así de cómoda y auspiciosa? Con lo polarizado que está el país, me imagino que en ocasiones no deben haber sido muy fáciles que digamos. Pero, volviendo al título, si yo fuera Ivanka… ¿Qué haría?

Lo primero sería tener los pies bien puestos sobre la tierra, no perder la humildad, porque parece tenerla, por lo menos las imágenes que nos muestran de ella pareciera que es así. Me acercaría a mi padre, trataría de hacerlo reflexionar en cuanta torpeza se embarque. Han pasado los primeros cien días de gobierno, habría tanto de qué conversar. Las cámaras nos muestran a un Donald Trump seguro de sí mismo, mandón y hasta un tanto vanidoso, pero en la intimidad del hogar solo su esposa e hijos lo conocen mucho mejor.

Yo apelaría al cariño de padre para hacerle entrar en razón sobre algunos puntos negativos durante estos primeros días de su gobierno. Empezaría por reclamarle una mayor tranquilidad para enfrentar los problemas nacionales e internacionales, me parece que está corriendo demasiado rápido ante su vehemencia por lograr las cosas y eso no es bueno. Le pediría que evite todo tipo de enfrentamiento con la prensa y personajes públicos, aquellos que ponen en duda su capacidad, esto desgasta y empequeñece la imagen de un mandatario.

Auspiciaría un cambio en su política migratoria hacia los profesionales calificados con las visas H1B, muy necesarios ante la falta de preparación de nuestros jóvenes en este país. Le pediría que baje su intención sobre la construcción del muro, en estos momentos hay problemas más complicados. Trataría que entienda que lo del Obamacare significa protección en la salud para miles de asociados, mal que bien ya están por ese camino, aconsejaría que trate de mejorarlo quizás quitando la obligatoriedad, una desastrosa decisión del expresidente Obama.

Le expresaría mi desencanto ante la creación de las oficinas de VOICE, un centro para las denuncias sobre crímenes realizados por inmigrantes. En este país existen tribunales ante los cuales todos somos iguales para enfrentar la justicia, esta agencia sale sobrando ante sus propósitos. La confrontación con Corea del Norte me gustaría que lo tome con más calma, hay riesgos que podrían desencadenar en una guerra descomunal.

Indudablemente que esta suposición extrema jamás sucederá. Pero hay veces que soñar no cuesta nada y me imagino que también quisieras hacer lo mismo. Me parece que Ivanka es una hija preferida por su padre Donald Trump, la veo lo suficientemente desenvuelta, lo que le ha valido anteponerse, al menos en imagen a Melania, la esposa del presidente.

Quizás, si yo fuera Ivanka, no estaría escribiendo estas bobadas, pero vuelvo a repetir, soñar no cuesta nada y es por ello que hoy, que me voy a dormir, pienso soñar en un viaje intercontinental entre América y Europa en el famoso Air Force One. Cuando regrese de aquel sueño volverá mi realidad, la misma que a usted la agobia día a día… ¡Ay mamá!

Comments