NOTICIAS LOCALES

Magia, hipnosis y humor

[ TAMPA ]- Los magos ponen su toque especial a sus actos. Algunos poseen varitas mágicas de diferentes formas, capas gigantescas y largas cabelleras al estilo Merlín.
 
El mago colombiano Cesar Domicó también tiene su propio estilo, viste de esmoquin en el escenario y para algunos de sus actos cuenta con un ayudante de hule: el pollo Mike-Alejandro.
 
“Encontré en el inglés mi estilo, mi forma de hablar y mi acento le gusta a la gente. También les gusta la música latina que uso… y el componente de hipnosis que tiene mi show”, afirmó Domicó acerca de sus presentaciones.
 
El mago se presentará en Lakeland, Gulfport y Bradenton próximamente.
 
Domicó, quien cuenta con más de 20 años de experiencia, promete hipnotizarlo con su magia, literalmente, durante el espectáculo.
 
Al colombiano, quien reside en el área de Tampa hace 12 años, le gusta la magia desde niño. Le atraían los trucos, la comedia y la magia con cartas y su ilusionista favorito era el español Juan Tamariz.
 
Lo que parecía un pasatiempo para Domicó, tras explorar otras profesiones, se convirtió en su forma de vida y su verdadero oficio con el paso de los años.
 
Pero antes de dedicarse del todo a la magia, Domicó transitó diferentes senderos en una especie de búsqueda interior.
 
“Estudié filosofía y teología mientras estaba en el seminario porque iba a ser sacerdote. Me retiré tras cuatro años. Traté de ser profesor de filosofía, pero no era lo mío… Entonces estudié comunicaciones”, dijo Domicó, de 41 años.
 
Mientras estaba en el seminario, Domicó recuerda que se escapaba para meditar y que cuando estudió comunicaciones lo hizo simplemente para poder aplicar el arte de las comunicaciones al arte de la magia.
 
Recordó que comenzó a tocar puertas en su país natal. Inicialmente se presentó a un programa de televisión llamado Sábados felices donde le dijeron; “No hay espacio para magos tiene que hacer algo cómico”. Cuando Domicó intentó presentarse con magos le decían: “Usted es muy cómico, le falta más magia”.
 
Pero Domicó insistió y creó un personaje inspirado en su mago favorito –Tamariz - que además era cómico.
 
“Trabajamos con el equipo del programa de televisión por ocho meses hasta que logramos una imitación de Juan Tamariz… Después don Alfonso (el director del programa) no contrataba a Tamariz sino que me traía a mí. Bueno, yo era más económico”, contestó riendo.
 
Irónicamente, y pese a moverse en el mundo de la magia, Domicó solo conoció a su ídolo hasta agosto del año pasado en Orlando durante un congreso de magia.
 
Desde que Domicó se mudó a los Estados Unidos con Mike-Alejandro, fue abriéndose paso poco a poco en el idioma. Se dedicó a leer libros de magia y estudió para perfeccionar su show. Cada nuevo truco lo fue adaptando a su estilo y comenzó a presentarse en fiestas infantiles.
 
En el 2004, batió un récord tras realizar trucos durante 52 horas, solo descansando 15 minutos cada ocho horas.
 
Su hazaña fue consignada en diferentes medios, entre ellos The Tampa Tribune.
 
“Con cara de sueño, Domicó, de 31 años, puso fin a su show… después de haber recaudado cerca de $600 para All Children's Hospital de St. Petersburg y aparentemente haber superado las 30 horas, 45 minutos, en poder de Richard Smith de Inglaterra, según el libro de Guinness”, dice el artículo.
 
Durante los últimos años, Domicó ha estado preparando un show con ilusiones, escapismo e hipnosis. El mago ha trabajado efectuando presentaciones para corporaciones, fiestas infantiles y librerías, y afirmó que vive de la magia y aunque no es millonario, es feliz porque hace lo que lo apasiona.
 
“El show que estoy presentando ahora es un show con un toque de hipnosis, de magia y es cómico. Como no se requieren muchos aparatos lo presentaremos en teatros pequeños de 300 a 400 sillas. Por ejemplo, el teatro de Gulfport tiene una capacidad de 180 asistentes”, expresó el mago.
 
El espectáculo de Domicó tiene la finalidad de demostrarle a la gente cómo trabaja la hipnosis. “Soy hipnoterapista avalado por el estado de la Florida. A este nivel se requiere de años de escuela y de una licencia”, agregó.
 
Explicó que la hipnoterapia sirve para cambiar la energía. “Es como cuando, a veces, te levantas y no te quieres levantar… un estado de relajación para mandar a tu mente energía positiva”, dijo.
 
Gracias a la experiencia de Domic, cuando aprendió esa disciplina, fue que él decidió incorporarla a su espectáculo.
 
“Cuando el profesor decía que era mi turno de hipnotizar a la gente, era un show completo…porque tengo el show metido en mí”, dijo. “La gente se dormía y cuando se despertaban se les olvidaban los números o el nombre durante las demostraciones”.
 
El equipo de Domicó, está abonando el terreno para llegar a hacer un espectáculo que envuelva grandes ilusiones, que ya mandaron a fabricar exclusivamente para el mago.
 
Su mayor sueño es tener un show en Las Vegas o tener su propio espacio o teatro para realizar presentaciones porque, en palabras suyas, “en el escenario me siento como en casa”.
 
-------
Para comunicarse con nuestra reportera: mwarren@centrotampa.com o 813-259-8037
 
Comments